Publicidad
Una gimnasta denuncia trato vejatorio en el CAR de León y sus entrenadoras estudian querellarse

Una gimnasta denuncia trato vejatorio en el CAR de León y sus entrenadoras estudian querellarse

DEPORTES IR

Imagen de Claudia Jemez, la gimnasta denunciante. | @CLAUDIAGYM05 Ampliar imagen Imagen de Claudia Jemez, la gimnasta denunciante. | @CLAUDIAGYM05
J.C. | 08/01/2021 A A
Imprimir
Una gimnasta denuncia trato vejatorio en el CAR de León y sus entrenadoras estudian querellarse
Gimnasia rítmica La andaluza Claudia Jamez asegura que "recibíamos insultos como bollicao, mazapán o inútiles" y Ruth Fernández anuncia "acciones legales si no rectifica"
«Recibíamos insultos como bollicao o mazapán, y más allá de posibles problemas con el peso también nos llamaban inútiles, nos decían que no valíamos para nada, que nos iban a echar del equipo nacional o que éramos peores que las niñas pequeñas».

Con esas duras declaraciones, recogidas por el diario Marca, denunciaba la gimnasta andaluza Claudia Jemez que había sufrido un trato vejatorio en el CAR de León, asegurando que los hechos también habrían afectado a la gimnasta Carla Vilasánchez y que tras ponerse en contacto con el Consejo Superior de Deportes estos les dijeron que «pondrían una cámara con micro en las salas» del centro leonés.

Unas duras declaraciones a las que han respondido sus entrenadoras en León, las también responsables del Ritmo Ruth Fernández y Nuria Castaño, que estudian querellarse dejando claro que tomarán «acciones legales si no rectifica en los próximos cuatro días».

En un comunicado firmado por ambas, así como por un abogado, aseguran que «no se puede consentir el insulto, los comentarios injuriosos, ni la imputación de delitos y hechos falsos», muestran su «absoluta repulsa y rechazo ante los hechos y acusaciones descritos», afirman que la situación «está provocando serios daños al prestigio e imagen de la institución y sus profesionales» y concluyen con el recuerdo de que «más de 30 deportistas pasan al año por esta institución y nadie había puesto en duda el trabajo y trato humano del equipo técnico».
Volver arriba
Newsletter