Publicidad
Una fase de grupos magistral

Una fase de grupos magistral

DEPORTES IR

Cadenas pide atención a su equipo durante el partido en Rusia. | EHF Ampliar imagen Cadenas pide atención a su equipo durante el partido en Rusia. | EHF
| 04/03/2021 A A
Imprimir
Una fase de grupos magistral
Opinión Por Javier Callejo
Antes de intentar estar al nivel que la ocasión requiere opinando sobre balonmano en estas páginas, vaya mi agradecimiento por la confianza. Y como no podía ser de otra manera, la actualidad manda y Europa es la mayor alegría que tenemos en nuestro deporte local. El Abanca Ademar se ha clasificado, de forma magistral, para los octavos de final de la competición continental. Allá por principios del mes de octubre se realizaba el sorteo del grupo de clasificación, y en aquel momento por los rivales que nos tocaban no teníamos todas con nosotros en conseguir el objetivo. Wisla, Chekhovskie o Vardar eran habituales de Champions y Toulouse juega una de las mejores ligas europeas, por lo menos en lo que a estructura y presupuesto se refiere. También nos parecía que los ‘cincos’ (Fivers) eran la comparsa de acompañamiento en este grupo.

Bien pues cinco meses más tarde, estamos hablando que Ademar se ha colado segundo clasificado, perdiendo tan solo uno de los partidos disputados, y que la comparsa ha dado más prestaciones que los todopoderosos macedonios o franceses.

La irregularidad en liga Asobal por parte de Ademar, provocada en buena medida por el calendario de locos que vivimos, además de una igualdad de la clase media-alta tremenda, no la hemos visto en la competición europea, y quizá una de las razones sea la forma de entender nuestro deporte dentro de nuestras fronteras. A mi juicio, cualquier equipo de Asobal, aunque tenga un presupuesto bajo, aunque sus jugadores sean muy jóvenes, aunque la estructura del club al que pertenecen carezca de profesionalismo, pone en muchos más problemas deportivamente a sus rivales que lo que consiguen los rivales europeos.

Con esta reflexión, cabe esperar que los octavos que se nos presentan dentro de tres semanas estén totalmente abiertos, y que el equipo sueco será un buen conjunto, con jugadores de mucha calidad, pero es que los nuestros también lo son, además de estar dirigidos por un capitán de barco inigualable. Es el mayor valor del club, sin duda. Tengámoslo en cuenta.

Y, por si fuera poco, tenemos el segundo partido de la eliminatoria en casa, aunque los porcentajes no nos dejen llenar el Palacio. En octubre quizá no confiábamos en el Ademar ni la mitad de lo que se han encargado los componentes del equipo en demostrarnos que hay que hacerlo, así es que no podemos olvidarnos de la tarjeta de presentación que es esta fase de grupos, magistral como bien dije, que nos han ofrecido.
Volver arriba
Newsletter