Publicidad
Una exposición luminosa y colorista en la galería Alemi

Una exposición luminosa y colorista en la galería Alemi

CULTURAS IR

Eva González, Lola Santos y Pura Ramos exponen en la galería de arte Alemi. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Eva González, Lola Santos y Pura Ramos exponen en la galería de arte Alemi. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 18/03/2021 A A
Imprimir
Una exposición luminosa y colorista en la galería Alemi
Arte Tres magníficas creadoras, Eva González, Lola Santos y Pura Ramos, llevan su arte, bien pintura, bien escultura, a una exposición que hasta el 27 de marzo puede visitarse en el céntrico local ubicado en la plaza de San Marcelo
La primavera llega cargada de belleza, de luces y de colores, de flores resplandecientes y todo ello nacido de los pinceles o el cincel de las tres mujeres que tratan de aunar belleza y arte.

Eva González es una artista zaragozana que pinta mujeres hermosas con bellos tocados florales en formato circular. La autora lo explica diciendo: «es una serie muy delicada, son mujeres, son flores y la forma redonda le quita las esquinas, las aristas, y me pareció muy adecuado a la temática y me parece que complementa esa suavidad que tienen las obras», porque sus cuadros se realzan sin esos ángulos de las esquinas suavizando aún más el colorido y la forma floral y la belleza de los rasgos de los rostros femeninos que dibuja. Eva utiliza con gran maestría la acuarela y sus obras se distribuyen, como ella dice en tres apartados: «Dentro de esta exposición tengo tres miniseries, una de ellas es la de los bustos con los tocados de flores, sin ropa, para que sea Naturaleza cien por cien, la segunda es la de las que tienen la mirada fuera que le proporciona al espectador la posibilidad de ponerle esa mirada, de verse a si mismo, por último una tercera en la que los fondos son como de papeles pintados, que me encantan». Son piezas en las que se notan diferencias, con figuras retro, con fondos especiales y todo lleno de un simbolismo y una calidez buscando emocionar al espectador como ella se ha emocionado con los elementos naturales que ha plasmado en su obra. Porque en ella busca plasmar la naturaleza que le rodea de un modo sentimental y poético, que llega al alma, como ella misma comenta: «Toda la exposición es un canto a la Naturaleza. Por mucho que los hombres nos empeñemos en construir edificios y realizar obras muy aparatosas, yo salgo al campo y me emociono. Se trata de plasmar eso».

En algunos de sus cuadros trata de diferenciar por medio del color la figura humana, que se ve en blanco y negro, de la parte botánica en una amplia gama de colores. Se trata de crear como un baño de Naturaleza, como ella misma explica: «Me gusta mucho cuando pinto pensar también en los otros sentidos que no son la vista, los olores, el frescor de una flor, y siendo tan realista lo puedo hacer percibir el observador». Esa frescura envuelve al espectador y hace que se integre plenamente en la obra, un buen preludio para esta primavera que está llegando después de días aciagos.

Lola Santos es una escultora que trae una serie de piezas, tanto en bronce como en cerámica, y con tal sensibilidad y buen hacer que sus figuras resultan encantadoras. Por un lado presenta una serie con personas, sobre todo bailarinas y dice: «Yo tengo mucho desnudo tanto de hombre como de mujer, tengo bailarinas con sus faldas, sus piececitos, las manos atrás, más grandes o más pequeñas, muchas bailarinas tengo».

Además presenta en esta exposición muchas figuras femeninas estilizadas que como ella dice es su trabajo en la época actual: «Durante el confinamiento he estado pensando qué haría y he sacado estas últimas que aquí presento», una serie de mujeres delicadas en diferentes situaciones y en las que se combina el color metálico y el blanco. Por otro lado presenta dos relieves en cerámica y una serie de esculturas de libros y papeles muy interesantes para regalo como en general toda su obra.

En último lugar encontramos una serie de toros que como ella misma dice: «hace años había unas tertulias en las que se juntaban todos los que le gustaban los toros y me encargaban cositas y hacía muchos toros, cabezas de caballo, toreritas y toreros. Los toros los sigo haciendo porque los vendo muy bien». Son toros muy bien diseñados con ese algo especial que da Lola a todas sus esculturas.

Pura Ramos es una pintora de carácter abstracto con una atracción especial por la Naturaleza. En sus cuadros se ve la tierra, el movimiento, las plantas y toda una serie de sensaciones que ella tenía al pintarlos. Sin embargo también sus últimos cuadros, pintados durante el confinamiento, se iban hacia el gris, por lo que intentaba darles un poco de color, añadiendo elementos naturales.

Uno de sus cuadros se titula ‘Un mundo por descubrir’ del que dice: «cada persona es un mundo que expresa sus propios sentimientos por medio de diferentes elementos, como un escrito, pequeñas florecillas, mariposas, árboles, todo ello es ese mundo por descubrir».

También presenta un díptico que fue inicialmente un cuadro único, pero en su propia elaboración tuvo que crear como continuidad una segunda obra. Lo explica así: «Cuando terminé este cuadro me di cuenta que necesitaba algo más porque resultaba incompleto. Entonces cogí otro lienzo y me puse a trabajar. Si nos damos cuenta, los tonos son los mismos en ambos cuadros, y el díptico puede unirse de la forma en que se ve o puede cambiar, porque en ambos lados existe continuidad». El cuadro, con una base de verdes y formas naturales, tiene una serie de rayas verticales que también poseen una cierta continuidad. Pura Ramos dice: «La temática que va en mis cuadros abstractos en muchas ocasiones son las rayas. Las rayas muestran la abstracción, bien con las flores o con otros elementos y me gustan las rayas perfectas».

Entre sus lienzos hay varios cuadros circulares como los de Eva en los que las flores se encuentran muy coloridas sobre el fondo negro. Por último el cuadro titulado ‘Luz de luna’, un lienzo de tonos fríos con pinceladas de flores cálidas a lo largo de la pieza, muy sensuales y delicadas como ella dice: «un atardecer en el que sale la luna con su brillo y las flores que me parecen maravillosas, yo estaba pensando en las flores y me apetecía colocar algunas aquí…». Un buen reflejo de lo que es la primavera que comienza tras este tiempo de oscuridad y tinieblas.

Una exposición que aporta luz y belleza en estos tiempos convulsos y tristes que deben finalizar y que todos seamos capaces de reencontrarnos tras estos momentos pasados y que esperemos que no vuelvan de nuevo. Muy de agradecer esta exposición alegre y luminosa a la galería Alemi, de la plaza de San Marcelo, que se prolongará hasta el día 27 de marzo.
Volver arriba
Newsletter