Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Una ciudad de balonmano

Una ciudad de balonmano

OPINIóN IR

11/01/2019 A A
Imprimir
Una ciudad de balonmano
Más allá de los títulos conseguidos, del prestigio ganado o de la promoción de la ciudad por todo el mundo realizada, si algo ha conseguido el Ademar a lo largo de su brillante historia es conseguir que León sea una ciudad de balonmano.

Dejando de lado el fútbol, que no es que juegue otra liga, es que pertenece a otra galaxia distinta, es el tener un equipo de élite lo que a largo plazo consigue que un deporte u otro se haga fuerte en una ciudad, algo que no sólo se ve en la asistencia a los campos sino aún más en los niños que lo practican.

No es casualidad que, por lo general, al mirar una selección cualquiera de categorías inferiores de Castilla y León, si hablamos de voleibol sea muy superior a su porcentaje de población la presencia de sorianos; que si hablamos de fútbol sala sea Segovia la provincia que sobresalga; o que, cuando este pasado fin de semana la selección autonómica masculina cadete de balonmano se proclamó campeona de España, en sus filas hubiera la friolera de nueve jugadores del Ademar.

Y es que, cuando cada cierto tiempo acaba surgiendo el debate entre invertir en el deporte de élite o en el de base, deberíamos darnos cuenta de que ambos van relacionados. Que uno impulsa y hace fuerte al otro. Que es el tener ese espejo y esa presencia a nivel profesional lo que, a largo plazo, acaba provocando que entre los niños esa disciplina consiga tener más tirón.

Porque en León, ese mismo balonmano que en muchas provincias de España queda relegado a números marginales en los colegios o en la asistencia a los pabellones de sus mejores equipos, lleva años siendo un protagonista principal. Porque aquí se ha tenido la suerte de ver, aunque en muchas ocasiones por un espacio corto de tiempo hasta que explotaban y un pez más grande se lo llevaba, a algunos de los mejores jugadores del mundo.

Por ello, como en cada gran cita, sea ‘Final Four’ de la ‘Champions’, Campeonato de Europa o el Mundial que ayer arrancó, casi en cada partido ves jugadores que han pasado en su momento por el Ademar. Y aunque da pena pensar en lo que podrías haber sido de haberlos podido mantener a todo, sobre todo lo que da es un gran motivo de orgullo.
Volver arriba
Newsletter