Publicidad
Una cerveza muy lacianiega que se dará a conocer este agosto

Una cerveza muy lacianiega que se dará a conocer este agosto

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Estefanía Niño | 23/04/2018 A A
Imprimir
Una cerveza muy lacianiega que se dará a conocer este agosto
Laciana El promotor de la Beca Manuel Villanueva da ejemplo en la comarca de Laciana y apuesta por una fábrica de cerveza artesana en el grupo minero Lumajo
Juan José Villanueva, el promotor de la Beca Manuel Villanueva que pretende impulsar iniciativas empresariales en la comarca de Laciana, es profeta en su tierra. Y lo es porque además de apostar por sus raíces, ha decidido dar ejemplo con la puesta en marcha de un ambicioso proyecto: una fábrica de cerveza artesana en el grupo minero Lumajo. Una idea que, asegura, se fraguó porque «el tema de la Beca es importante, y más para Laciana, que tiene una historia de paradores no hechos, pero era importante darle ese puntito de algo que pueda tocar la gente».

Entonces comenzó todo. «Primeramente lo que hice fue comprar el grupo minero Lumajo, que me dijeron que era necesario para que la beca tuviera una sede física, y el segundo punto era que yo no puedo pedir que emprendas si yo no apuesto por Laciana». De ahí nace Doce Setenta, «un emprendimiento que junto a Abel Díaz, que es quien tuvo la idea inicial de hacer cerveza, lo que hemos hecho es aprovechar las fortalezas que tenemos, el agua, los productos de aquí, la situación, el edificio que tiene cien años, antigua mina, y utilizarlo como valor agregado para hacer un producto que se pueda exportar y sirva para crear puestos de trabajo, y que al final pueda convertirse en un centro de producción de Laciana».

El proyecto no ha pasado desapercibido, y tras anunciarse el pasado mes de febrero, son muchos los que se han interesado por él viéndolo como una oportunidad de empleo. Para Juan José Villanueva está respuesta masiva de la ciudadanía era algo «que esperábamos», por la situación del Valle, pero también «porque es un proyecto que genera mucha ilusión, por lo que es y por todo lo que lleva detrás, me encantaría tener cien puestos de trabajo para la gente, pero lamentablemente no se puede, debemos ir poco a poco».

Los plazos para que esta idea llegue a puerto ya están definidos. El primero pasa por la administración concursal para realizar todos los trámites para la inscripción de edificios, porque no estaban inscritos en registro ni en catastro y escriturar porque, ganas hay muchas, «tengo las máquinas aguantadas en la puerta, esperando a que ellos acaben para empezar con todo». La idea inicial pasa por empezar las obras de rehabilitación en un máximo de tres o cuatro semanas, y en agosto llegara el lanzamiento de la cerveza. «Vamos a hacer una producción en nómada, como se llama, porque fabricaremos con nuestros maestros cerveceros en Toledo, porque no estará lista la nuestra y queremos que en agosto sea el lanzamiento, y luego calculamos que en septiembre, octubre o noviembre, dependiendo de lo que duren las obras, se hagan las primeras producciones aquí, en la fábrica».

El pasado 23 de febrero Juan José Villanueva hacía público un comunicado a través de las redes sociales en el que anunciaba el nacimiento del proyecto ‘Doce Setenta’, una fábrica de cerveza artesanal. En él, explicaba que «como sabéis, desde que comenzó todo este proyecto de la Beca Manuel Villanueva os he pedido a todos que os atreváis por Laciana, que presentéis proyectos, que salgáis de vuestra zona de confort y afrontéis el futuro con ilusión, con ganas de trabajar y con esperanza. Creo que era justo predicar con el ejemplo». Doce Setenta, indicaba entonces, «nace de la idea de un buen amigo, Abel, al que todos conocéis por sus excelentes platos en El Campillo y tiene el firme propósito de convertirse en un referente a nivel local, nacional e internacional. El nombre de la cerveza viene del año 1270, tan importante para los lacianiegos por la Carta Puebla y nuestro personaje principal es un maestro cervecero minero que ayudara a potenciar nuestra imagen y nuestros orígenes allá donde se venda una cerveza».

La fábrica se instalará en los antiguos cuartos de aseo de Lumajo, ocupando dos plantas de las tres existentes y «esperamos que este operativa para finales de este año, aunque la producción de cerveza comenzara antes, en el mes de agosto, de manera externa». Las expectativas iniciales apuntan a la creación de 5 ó 6 puestos de trabajo directos, y en una segunda etapa del proyecto se apuesta por visitas a la fábrica, catas, etc., lo que permitirá ampliar previsiblemente la plantilla y se notará en los establecimientos de la zona vinculados con el turismo.
Volver arriba
Newsletter