Publicidad
Una beca para cambiar la forma de pensar y construir el futuro

Una beca para cambiar la forma de pensar y construir el futuro

ACTUALIDAD IR

Un momento de la presentación de la Beca Villanuev. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Un momento de la presentación de la Beca Villanuev. | MAURICIO PEÑA
Estefanía Niño | 14/04/2018 A A
Imprimir
Una beca para cambiar la forma de pensar y construir el futuro
Comarcas La Beca Manuel Villanueva respaldará iniciativas emprendedoras y generadoras de empleo para relanzar la economía en la comarca
La Fundación Sierra Pambley de Villablino acogió este viernes la presentación oficial de la Beca Manuel Villanueva. El promotor de esta iniciativa, Juan José Villanueva, explicó que en Laciana hay actualmente unos 9.000 habitantes, y que si se quitan los jubilados o prejubilados la cifra se quedaría en 3.000 personas. Ante estas cifras «si hacemos una pequeña proyección financiera, a 20 años nos encontramos con que prácticamente el 90% de esa gente habrán fallecido o se habrán ido fuera, con lo cual si hacemos una proyección empresarial del Valle de Laciana, estaríamos en quiebra». De ahí esta beca que busca iniciativas de emprendedores y empresas.

Juan José Villanueva repasó los requisitos para optar a esta beca, a la que podrán presentarse propuestas del 30 de abril hasta finales de septiembre, señalando que Los proyectos presentados no podrán tener un presupuesto de ejecución inferior a los 15.000 euros, ni superior a los 400.000 euros, cubriendo hasta un máximo del 75% de la inversión prevista mediante ayudas a fondo perdido o acceso a financiación con condiciones especiales. Entre los requisitos para optar a esta iniciativa, se especifica que los proyectos no podrán tener nada que ver con la industria minera ni directa ni indirectamente, que las empresas deberán instalarse en el Valle de Laciana y no podrán cambiar su sede ni física ni fiscal en los 15 años siguientes, o que los proyectos presentados deberán asegurar la creación de al menos tres puestos de trabajo, sin incluir al emprendedor, que los trabajadores contratados deberán ser residentes en el Valle de Laciana –con excepción de los especialistas que pudieran ser necesarios-, que si se trata de empresas ya en funcionamiento deberán tener menos de 25 trabajadores, y que se valorará la creación de empleo indirecto. Si dejó claro que no hay un número de proyectos a seleccionar ni una cuantía concreta, algo que dependerá totalmente «de los proyectos presentados, de lo que veamos, por eso no vamos a limitar».

El promotor de la Beca, que se emocionó al recordar que lleva el nombre de su abuelo, indicó que no se desechará ningún proyecto “si no los elegimos nosotros, igualmente se tratará de asesorarlos». Finalmente, resumió la esencia de esta beca como la necesidad de cambiar la manera de pensar de todo un valle para garantizar un futuro.

El alcalde del municipio, Mario Rivas, valoró positivamente la iniciativa de Juan José Villanueva, asegurando que «estamos en un momento de cambio, nos merecemos una segunda oportunidad». Rivas se refirió a las potencialidades del municipio, indicando que «el reflejo de Juanjo es el respaldo que necesitábamos para poder creer que todos podemos tener nuestro proyecto, que hay gente que ha sabido triunfar y que quiere seguir haciéndolo aquí, en el municipio».

El director general del Instituto para la Competitividad (ICE), José María Ribot, aseguró que Laciana no puede permitirse perder un valor como es Juanjo, que triunfa en Panamá y vuelve para dinamizar el Valle de Laciana». Asimismo, indicó que el espíritu de esta beca «se alinea con lo que nosotros estamos intentando hacer en el Plan de Dinamización de Municipios Mineros», señalando que es necesario «cambiar la mentalidad y ponernos en movimiento». Ribot insistió, al igual que Villanueva, en la importancia de que ningún proyecto viable se quede en el camino por falta de financiación, «esos proyectos los vamos a coger nosotros, y vamos a intentar ayudarles y que sea un éxito». Por último, dio algunas cifras sobre la labor que realiza ADE Tierras Mineras en la comarca, apuntando que en un año de andadura han entendido a 585 personas en la oficina de Villablino, y han realizado 1.974 acciones. «Nosotros vamos a ayudar al proyecto», al tiempo que recordó que «hemos metido en Sodical un fondo de un millón de euros para proyectos de emprendimiento innovador, donde damos entre 6.000 y 60.000 euros, juzgando con unos criterios que no sean solo financieros, entrando en operaciones con riesgo».

Finalmente, el vicepresidente de la Diputación de León para el Bierzo y alcalde de Páramo del Sil, Ángel Calvo, terminó la ronda de intervención manifestando sentir una «envidia enorme, envidia sana, porque no haya algún Juanjo más, que afecte a alguna zona más, pero me alegro por Laciana, me alegro porque haya personas que decidan con sus beneficios tener una idea de este tipo». Calvo recalcó que la situación en su municipio es similar a la de Laciana, apostillando que «no podemos agarrar a la minería como un clavo ardiendo, tenemos que dejar de lamentarnos y abrir la mente para pensar en otras cosas».
Volver arriba
Newsletter