Publicidad
Un verano para la recuperación hotelera

Un verano para la recuperación hotelera

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 24/09/2021 A A
Imprimir
Un verano para la recuperación hotelera
Economía En junio, julio y agosto los alojamientos de este tipo recibieron a un total de 209.489 viajeros, cifra que dobla la de 2020 pero que sigue por debajo de la anterior al covid
La pandemia de coronavirus y las medidas para ponerle freno hicieron que el año pasado saltase por los aires buena parte de la economía española con el sector turístico como uno de los principales damnificados.

Aunque es cierto que se observó cierta tendencia al alza en el turismo rural, por aquello de buscar espacios más abiertos y huir de las aglomeraciones de gente como medida de precaución de posibles contagios, los datos fueron catastrófico en el caso de los hoteles de la provincia de León.

Basta recordar que durante los meses de junio, julio y agosto del pasado año este tipo de alojamientos recibieron a un total de 102.782 viajeros, lo que supuso un descenso de 169.289 y de un 62% en comparación con los 272.071 registrados durante el mismo periodo de 2019. En definitiva, que los hoteles leoneses perdieron durante el verano del pasado año seis de cada cuatro clientes.

Y los datos correspondientes al presente ejercicio reflejan una importante recuperación, aunque los datos están aún muy alejados de los que se registraban antes de la crisis sanitaria. Concretamente, el número de viajeros que pasaron por los alojamientos hoteleros de la provincia durante los tres últimos meses se situó en 206.489, cifra que dobla la del pasado año pero que sigue por debajo de los 272.071 de 2019.

Cabe recordar en todo caso que el de 2020 era el dato más bajo de la serie histórica de la encuesta de coyuntura hotelera del INE, que arranca concretamente en el año 1999. Mientras, el más elevado corresponde a los meses de junio, julio y agosto de 2016, cuando los hoteles leoneses recibieron a un total de 278.325 viajeros.
La tendencia es similar si se analizan los datos referidos a pernoctaciones. El primer verano de la pandemia se había cerrado con 186.927, cifra que representaba una caída de 238.529 y de un 56% en comparación con las referidas a los meses de junio, julio y agosto de 2019, que fueron 425.456.

Mientras, el presente verano se cierra con 352.794 pernoctaciones, lo que supone un incremento de un 88,7% pero con un dato que aún se sitúa por debajo de los anteriores a que se desatase la crisis sanitaria.

En cuanto a los datos referidos únicamente a agosto, que fueron los publicados este jueves por el INE, la cifra de viajeros crece un 69,4% hasta situarse en 101.096, mientras que las pernoctaciones aumentan un 65% al alcanzarse un total de 175.575.

1,74 días de estancia media

Mientras, los datos dejan una estancia media de 1,74 días entre los turistas que pernoctaron el mes pasado en los hoteles de la provincia. El dato es similar al de agosto de 2020, que era de 1,78, y ligeramente superior al anterior a la pandemia (1,64 días).

En la provincia había el mes pasado 236 alojamientos hoteleros con 4.961 habitaciones y 9.100 plazas que alcanzaron un grado de ocupación ligeramente superior al 61%. Finalmente, el personal empleado en agosto en los alojamientos hoteleros de la provincia –en esta categoría hay hoteles, apartahoteles, moteles, hostales, pensiones, fondas y casas de huéspedes– se situaba en un total de 900 personas.
Volver arriba
Newsletter