Publicidad
Un toque de color, folclore y tradición en días grises

Un toque de color, folclore y tradición en días grises

ACTUALIDAD IR

Verónica, Víctor y su hija Victoria son una familia de Carrizo de la Ribera que lleva el folclore por bandera. | PEIO GARCÍA (ICAL) Ampliar imagen Verónica, Víctor y su hija Victoria son una familia de Carrizo de la Ribera que lleva el folclore por bandera. | PEIO GARCÍA (ICAL)
P. Ferrero | 01/04/2020 A A
Imprimir
Un toque de color, folclore y tradición en días grises
Comarcas Verónica, Víctor y Victoria, de Carrizo, mantienen viva la cultura tradicional leonesa en tiempos de coronavirus
La cultura tradicional leonesa sigue muy presente incluso en estos días en los que el coronavirus acapara todos los titulares y las conversaciones.

Verónica, Víctor y su hija Victoria son una familia de Carrizo de la Ribera que lleva el folclore por bandera, hasta en su propia casa. Para ellos, la cultura tradicional leonesa es una pasión, y ellos apuestan por mantenerla viva, porque a pesar de las circunstancias, siempre hay tiempo para las buenas costumbres. Y «más ahora, con el leonesismo en auge, esta tradición no puede dejarse de lado».

Por eso se han enfundado la indumentaria tradicional, con el fin de visibilizar este compromiso con el folclore, pero con un nuevo añadido, la mascarilla. Y es que, toda precaución es poca en estos tiempos. Esta familia lo sabe, por eso han seguido poniendo en valor la cultura leonesa, aunque esta vez ha tenido que ser en casa, desde donde están en contacto continuo con los profesores de la escuela tradicional de Carrizo de la Ribera, a la que esta familia ribereña asiste desde hace cuatro años, y que sigue impartiendo clases de baile, pandereta e incluso indumentaria, de forma on-line, ya que «la cultura tradicional no para con el coronavirus», sentencia Verónica.

Estos ribereños lamentan que, con toda probabilidad, no se puedan llevar a cabo los actos previstos tanto para final de curso, como viene siendo habitual, como para las fiestas de Carrizo, en junio. Son conscientes de la situación que atraviesa el país, y también el mundo en general. Por eso, desde su posición, y siempre respetando las normas del estado de alarma, tratan de que este emblema cultural tan leonés no quede en el olvido, y de paso, poner también un poco de color y música a unos días de tonos grises y muchos silencios.

Como ellos hay más, muchos más amantes del folclore, que no solo estos días, sino los 365 del año, se visten de tradición para recordar a los leoneses sus raíces, sus señas de identidad, su cultura y una pasión que lejos de estar en decadencia, parece que perdurará mucho tiempo, ya que son muchos los jóvenes que están empezando a tomar el relevo. Solo en la escuela de Carrizo de la Ribera, que cuenta cada vez con más alumnos, hay 15 niñas que seguirán esta estela cultural de baile y tradición. «El empuje de las nuevas generaciones, que es lo que nos hace seguir adelante para que esta cultura no se pierda», señala esta ribereña.


Volver arriba
Newsletter