Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Un siglo tutelando las empresas de León

Un siglo tutelando las empresas de León

ACTUALIDAD IR

El decano del Colegio Oficial de Titulares Mercantiles de León, Antonio Jarrín, posa junto a los retratos de sus antecesores. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El decano del Colegio Oficial de Titulares Mercantiles de León, Antonio Jarrín, posa junto a los retratos de sus antecesores. | SAÚL ARÉN
Alfonso Martínez | 13/07/2019 A A
Imprimir
Un siglo tutelando las empresas de León
Economía El Colegio Oficial de Titulares Mercantiles cumple este sábado cien años y prepara el acto oficial para el 27 de septiembre. El rey ha aceptado la presidencia de honor de este centenario
Fernando Taibo y Portela hace un siglo, Antonio Jarrín en la actualidad. Son el primer presidente y el actual decano del Colegio Oficial de Titulares Mercantiles de León, que este sábado cumple justamente un siglo tutelando las empresas de la provincia.

Sin embargo, no será hasta septiembre –el viernes 27– cuando se celebre el acto institucional, puesto que julio es el mes de mayor actividad para un colectivo que tiene su origen en los estudios periciales mercantiles que se impartían en las escuelas de comercio y que se encarga fundamentalmente de asesorar a las empresas y colaborar en su gestión desde el punto de vista fiscal, administrativo y contable.

Jarrín anuncia además que el rey de España ha aceptado la presidencia honorífica del centenario del colegio y explica que serán las cuestiones de agenda y de protocolo las que marcarán si algún miembro de la Casa Real acude finalmente al acto del 27 de septiembre, que se celebrará en el salón de plenos y en el claustro de la Diputación.

En todo caso, el programa prevé en primer lugar una intervención del alcalde de la ciudad, José Antonio Diez, al que seguirán en el uso de la palabra el colegiado más veterano y el más joven, quienes darán su visión sobre la labor de los titulares mercantiles. Se espera la presencia de algún representante de la Junta y posteriormente se proyectará un documental de cinco minutos donde se resumen un poco los cien años de la historia del colegio. «Nuestro objetivo es hacer otro más amplio, de media hora o 45 minutos. Lo queremos presentar más adelante en otro acto en el que contaremos con la presencia del presidente del Consejo Nacional de Economistas, Valentín Pitch», explica Jarrín.

Será precisamente el decano del Colegio Oficial de Titulares Mercantiles de León el encargado de cerrar el acto institucional después de que se hayan entregado las medallas a los integrantes con más de 25 años de antigüedad y justo antes del cóctel en el claustro del Palacio de los Guzmanes.

Jarrín echa la vista atrás y comenta cómo ha cambiado el trabajo de los titulares mercantiles. «Somos de los que más hemos ‘sufrido’ los avances tecnológicos. Ya hace 17 años que todo el contacto con la Agencia Tributaria, que es nuestro principal interlocutor en la administración, es a través de medios telemáticos. De aquellos libros del debe y el haber, del diario, del de inventarios y balances, que se llevaban a mano, no queda nada. Nos apoyamos en la informática de una forma brutal. Es cierto que nos ha facilitado enormemente el trabajo que hacemos y nos ha dado más seguridad. Toda la información que nosotros volcamos a la Agencia Tributaria, bien sea el pago de los salarios con la retención y la Seguridad Social, bien sean los alquileres, bien sea el IVA… Todo eso tiene que estar perfectamente establecido, porque si hay un NIF o un CIF incorrecto, nos rechaza el envío de la información y hay que depurarla. Fue un cambio brutal y radical. Yo aún viví aquellos libros donde sumábamos las columnas a mano, donde utilizábamos una sumadora... Ahora esto no es ni la sombra de lo que vivimos», recuerda.
Volver arriba
Newsletter