Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Un pintor muy premiado

Un pintor muy premiado

CULTURAS IR

José Manuel Albarrán posa junto a una de sus obras. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen José Manuel Albarrán posa junto a una de sus obras. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 12/06/2019 A A
Imprimir
Un pintor muy premiado
Arte José Manuel Albarrán fue el ganador del concurso de pintura del Camarote Madrid en 2017 y actualmente expone en ‘Espacio _E’ la muestra ‘Stage built’ a base de piezas volumétricas y cuadros en dos dimensiones
El ganador del concurso de pintura del Camarote Madrid del año 2017 José Manuel Albarrán Pino, artista onubense de Bollullos del Condado presenta en la galería de arte Espacio_ E su exposición ‘Stage built’ (Escenarios construidos).

Las piezas se distribuyen en la sala y se puede ver claramente dos tipos de piezas, unas volumétricas a base de esferas cóncavas en unas piezas y convexas en otras, de un color rabiosamente blanco que se contraponen con el resto de los cuadros de dos dimensiones en colores más bien neutros y formas muy singulares. Son dos líneas bien diferenciadas, pero van conectadas a la hora de la ejecución del proyecto de la exposición. Como el autor explica: «La característica que las une es la idea de trabajar con la imagen, el efecto que provoca en el observador y dependiendo de las experiencias que haya tenido en su vida a la hora de afrontar la obra le recordará una u otra cosa dependiendo de sus experiencias. Y una cosa clave es la investigación dejándome llevar por la obra. Recurro a la fotografía y a través de los medios informáticos, cuando encuentro lo que a mi me interesa lo paso a la pintura».

En algunas de ellas existe una base orgánica, pero otras son composiciones que el autor construye, escenarios preparados que cuando encuentra lo que busca lo pasa al cuadro. Hay composiciones con materiales diversos y otros más orgánicos como la higuera de su patio que dan a sus escenarios una forma entre orgánica y material y de acuerdo con esos criterios suyos el resultado es muy interesante visualmente para el espectador que los asume como propios.

Trata de que el color sea muy neutro porque el color distrae y se quiere alejar de la parte que puede entretener y pueda llevar a lo estético, el espectáculo del color y quiere darle un aspecto más serio, más reflexivo, más calmado que producen los tonos grises que básicamente salen de los tres colores primarios.

Su idea parte de despertar la imaginación del espectador y que sea cautivado por la obra, es el espectador el que cierra el círculo de la obra. Como él mismo dice: «Trato también de que el espectador se introduzca en la obra y vea un mundo diferente donde esa obra la hable y cada uno tendrá una visión diferente de mi trabajo».

José Manuel Albarrán se inspira en otros artistas plásticos, que considera sus referentes: Gerhard Richter, Jackson Pollock, Willem de Kooning, Turner y Kandisky, entre otros.
Volver arriba
Newsletter