Publicidad
Un paseo por las "riquezas" de Laciana

Un paseo por las "riquezas" de Laciana

ACTUALIDAD IR

Laciana destaca por su riqueza natural y patrimonial. | L.N.C. Ampliar imagen Laciana destaca por su riqueza natural y patrimonial. | L.N.C.
L.N.C. | 01/05/2020 A A
Imprimir
Un paseo por las "riquezas" de Laciana
Sociedad La comarca destaca por sus gentes y sus valores patrimoniales, naturales y culturales
Cuatro Valles les invita a descubrir sus comarcas, territorios con una gran riqueza patrimonial, natural y cultural, y en las que su mayor valor son las personas que las habitan.

Laciana es una comarca de naturaleza indómita, rodeada de cumbres escarpadas, en su mayoría silíceas, que superan en muchos casos los 2.000 m. de altitud. En este entorno privilegiado, poblado de extensos bosques mixtos, desarrollan su ciclo biológico buenas poblaciones de oso pardo y urogallo cantábrico lo que ha valido a este territorio su inclusión en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León y su declaración como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco.

Se puede llegar a Laciana desde León o desde Asturias a través de la autopista A-66. También se puede acceder desde León por Omaña, a través del Puerto de la Magdalena; desde El Bierzo por la CL-631; y desde Asturias a través de los puertos de Leitariegos y Cerredo.

Si hay un aspecto natural en el que destaca Laciana ése es el magnífico estado de conservación en el que se encuentran sus bosques. Robledales mixtos en los que proliferan una gran diversidad de especies arbóreas como hayas, mostajos, tilos, serbales, fresnos, saúcos, tejos, acebos, abedules o arces, entre otros, acompañan a los robles albares y carballos.

Las casas y los pueblos de este valle reflejan con fidelidad el modo tradicional de vida de aquellas gentes. Una actividad ligada, desde siempre, al manejo de los ganados, en especial de las vacas, ahora en su mayoría de carne, pero hace apenas unas décadas, vacas lecheras. Podría decirse que en el manejo de las vacas de leche se encuentra la esencia de la cultura de las brañas, tan característica de estos valles occidentales de la Cordillera Cantábrica. Las brañas son terrenos ganados al monte para la obtención de pastos que permanecen verdes a lo largo del verano. En ellas se asientan las cabañas o cabanas de los brañeiros. Cada verano las gentes, con sus enseres y ganados, se desplazaban a la braña donde permanecían todo el branu, (verano en leonés). Era la única manera de aprovechar estos pastos más altos y ordeñar a las vacas a diario.

Otra particularidad cultural de esta zona es el patsuezu, un dialecto del leonés occidental hablado en Palacios del Sil, Laciana y algunos pueblos próximos de Babia, Somiedo y Cangas de Narcea. Resulta fácilmente reconocible para el oyente por la particular pronunciación de la ‘ll’ en palabras como llume (lumbre, fuego) o lleite (leche), lo que se conoce como 'ch' vaqueira.

La minería, actividad económica principal del valle, vivió su máximo esplendor en Laciana a lo largo del siglo XX y supuso una fuente de riqueza económica que salvó al valle de la emigración y la despoblación generalizada en toda la Cordillera Cantábrica. Ha sido también fuente de riqueza y mestizaje cultural, al recibir no pocos inmigrantes a lo largo de las décadas de 1940, 1950 y 1960, tanto de otras comarcas españolas, como de otros países como Portugal y Cabo Verde. Posteriormente la minería subterránea, que en su día fue mayoritaria, cedió protagonismo a la minería a cielo abierto, cuyo futuro debe enmarcarse dentro de las premisas de sostenibilidad y de conservación de los recursos naturales que demandaba la sociedad del momento. En la actualidad todo el valle sufre un proceso de abandono de la minería del carbón que le obliga a buscar nuevas iniciativas económicas que fijen población y que permitan frenar el proceso de despoblamiento que amenaza a todos los territorios rurales de nuestra provincia.

Existen en Laciana diferentes Puntos de Interés Cultural y Natural que Cuatro Valles ha señalizado con unas mesas de interpretación colocadas estratégicamente en los más destacados: el bosque mixto de Sosas de Laciana, el puente de las Palomas (entre Babia y Laciana, los hórreos de Caboalles de Arriba, la lechería de Sosas de Laciana, la iglesia de Robles y el Santuario de Carrasconte.

Otros recursos que merecen mención especial son: El Centro del Urogallo de Caboalles de Arriba que fue inaugurado en 2006 y que se articula en varias salas en las que se suceden diferentes elementos de interpretación, maquetas topográficas, escenografías tridimensionales, paneles, vitrinas, banderolas, etc. Destacado papel tienen los bosques mixtos y la fauna que en ellos habita, así como las brañas; la colección geológica de Robles de Laciana ubicada en el edificio de las escuelas y que alberga una interesante colección de piezas únicas de minerales y fósiles como evidencias de la vida en el pasado y de la evolución de las rocas de la Cordillera Cantábrica, y la estación invernal de Leitariegos que dispone de cuatro pistas con un total de 5,2 km esquiables y de varios remontes (dos telesquís y tres telesillas). Cuenta también con un albergue, con habitaciones y restaurante a pie de pista, servicios médicos y aparcamiento. Es un marco ideal para la práctica de esquí alpino, esquí de travesía, esquí de fondo, snowboard, marchas con raquetas de nieve, trineos... Dispone también de una reconocida escuela de esquí.

En Laciana encontrarás además variedad de alojamientos donde pernoctar y restaurantes donde degustar su rica gastronomía de montaña para completar una visita que, sin duda, merece la pena programar.
Volver arriba
Newsletter