Publicidad
Un partido para confirmarse

Un partido para confirmarse

DEPORTES IR

Natan Suárez se reencontrará con su exequipo. | PTE GENIL Ampliar imagen Natan Suárez se reencontrará con su exequipo. | PTE GENIL
Jorge Alonso | 24/09/2020 A A
Imprimir
Un partido para confirmarse
Balonmano / Liga Asobal El Abanca Ademar recibe al siempre complicado Cuenca en un día importante para despejar dudas y mantener el pleno de victorias
Cierto es que la temporada ha comenzado, al menos en el aspecto de los resultados, de la mejor manera posible para el Abanca Ademar. Sin embargo, le falta al equipo leonés cuajar esa actuación que sirva para despejar cualquier posible duda y confirmar el potencial de un equipo aún en construcción y con una evidente falta de efectivos. Hoy, ante un rival siempre complicado como Cuenca, el conjunto ademarista tratará de ser por fin dominador y mantener el pleno de victorias para seguir creciendo en medio de un calendario que no da margen ni a la celebración ni al lamento.

Y es que eso es lo que exige el propio Manolo Cadenas, al que no le cabe una excusa y mantiene siempre la exigencia. Cualquier técnico de cualquier equipo que haya logrado tres victorias en tres partidos para empezar la liga estaría a buen seguro satisfecho, pero Cadenas dejó claro en declaraciones a la Asobal que «vamos lentos, para nuestro presupuesto creo que tenemos buen equipo, hay que desarrollarlo, pero no acabamos de jugar con buen nivel, está costando jugar en casa y en los tres partidos ninguno fuimos capaces de dominarlo aunque terminásemos ganando, vamos peor de lo que yo esperaba».

Cadenas reconoce que, a pesar de las victorias, "vamos peor de lo que esperaba a estas alturas"Tiene por tanto la visita de Cuenca al Palacio una importancia especial más allá de la obvia por ser ante un rival directo y de las batallas que ambos equipos han librado en los últimos tiempos. Con cada visita a El Sargal aún en la retina, tratará de seguir contando sus partidos por victorias el equipo leonés ante un Cuenca que, sin la carga extra de la competición europea esta campaña, buscará dar un paso adelante y, en lo más inmediato, olvidar la gran derrota ante Granollers del pasado fin de semana (24-32).

Fue esa la primera derrota de la campaña del equipo de Lidio Jiménez, que no podrá estar en el banquillo en León al ser expulsado con tarjeta azul en ese encuentro. Antes, venció a Aranda (26-18) y Sinfín (30-24). Un equipo que se ha sobrepuesto a bajas tan importantes como la de un Natan Suárez que se reencontrará con su exequipo con el fichaje de Pablo Simonet o Fede Pizarro, dos argentinos que junto a Vainstein, Maciel y Doldan bien conoce Manolo Cadenas. También cuenta cuenca con Carlos Fernández, hermano de Juanjo que la pasada campaña militó en el filial ademarista. Además, mantiene el equipo conquense a piezas clave como Leo Dutra o Thiago Alves, dos de los principales peligros de un equipo con capacidad para ganar a cualquiera especialmente en casa. De hecho, buscará Cuenca el primer triunfo de su historia en el Palacio, donde ha sumado 4 empates y sufrido 9 derrotas.

Aforo al 30%

De cara al partido, que será retransmitido por televisión a través de Gol a nivel nacional y será dirigido por los árbitros internacionales Raluy López y Sabroso Ramírez, el club leonés situará el aforo máximo del Palacio en el 30% siguiendo las recomendaciones de las autoridades. Una cifra máxima que en ningún caso apunta a completarse teniendo en cuenta la entrada de los dos primeros partidos en casa, 642 espectadores ante Aranda y 893 ante Benidorm.

Más aplazamientos


El Abanca Ademar sortea por el momento la sucesión de aplazamientos que rodea la Liga Asobal. El Comité Nacional de Competición aplazaba dos encuentros de Logroño tras un positivo en su plantilla, que afectan a sus partidos ante Valladolid y un Benidorm en competición europea que comprometerá mucho su reubicación en el calendario. Del mismo modo, este miércoles Villa de Aranda anunciaba también un positivo deteniendo los entrenamientos y aplazando el partido ante Puerto Sagunto de este fin de semana. Una realidad que no impide que la competición se siga disputando en lo que apunta de verdad a ser la nueva normalidad.
Volver arriba
Newsletter