Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Un pacto tardío

Un pacto tardío

Con la investidura ya presuntamente solucionada, las dificultades llegarán con el apoyo a los presupuestos | 13/11/2019 A A
Imprimir
Un pacto tardío
Ante el acuerdo escenificado ayer por PSOE y Unidas Podemos resulta inevitable preguntarse si no hubiera sido más práctico tanto para los intereses del país como para los suyos propios sellar un gobierno de coalición antes del verano
Cuatro veces han tenido que votar los españoles para que los partidos, especialmente PSOE, entiendan que lo que quieren es un gobierno de coalición.El resultados de las últimas cuatro elecciones generales que se han celebrado durante los últimos cuatro años en esta país era ya lo suficientemente elocuente, aunque intereses partidistas, estrategias con más soberbia que eficiencia y la falta de talla política evitaron hasta el momento que dos partidos llegaran al acuerdo que ayer escenificaron PSOE y Unidas Podemos. Ante tal acuerdo, resulta inevitable preguntarse por qué no llegaron a este pacto con anterioridad, lo que hubiera evitado una situación aún más compleja en el Congreso de los Diputados, la práctica desaparición de un partido como Ciudadanos, con el que se puede o no comulgar pero que ha defendido siempre los intereses de España dentro del marco de la ley, y que un partido como Vox se disparara en representación, con todo lo que eso conlleva. El resultado es un escenario completamente nuevo para los españoles que, por primera vez, tendrán un gobierno de coalición, algo que no ha ocurrido en toda la democracia. De su buena marcha depende el futuro de este país, aunque, con el escollo de la investidura presuntamente superado, las dificultades vendrán sin duda cuando tengan que conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante presupuestos y leyes.
Volver arriba
Newsletter