Publicidad
Un nuevo sistema bajará la cota de nieve a 1.000 metros el miércoles

Un nuevo sistema bajará la cota de nieve a 1.000 metros el miércoles

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 29/11/2021 A A
Imprimir
Un nuevo sistema bajará la cota de nieve a 1.000 metros el miércoles
El Tiempo Arwen dejó rachas de 120 kilómetros por hora en Leitariegos
La borrasca 'Arwen' remitirá este lunes y dará lugar a un inicio de semana de tiempo estable, con subida de las temperaturas y de la cota de nieve, lo que conllevará deshielo de buena parte de la nieve recogida en los últimos días, hasta el miércoles, cuando llegará un nuevo sistema frontal que hará descender de nuevo las temperaturas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha repasado que el temporal de nieve de este fin de semana fue "importante" y afectó especialmente en el tercio norte peninsular, con nevadas copiosas en los Pirineos, cordillera cantábrica, norte del Sistema, Ibérico y también en zonas próximas a estos sistemas montañosos situadas a menor altitud de buen capitales como Pamplona, Logroño, Vitoria, León o Burgos.

De hecho, ha destacado que a partir de 600 metros de altitud hubo acumulaciones de nieve de más de 30 centímetros y en zonas más bajas a la costa cantábrica las lluvias fueron "abundantes", como por ejemplo en Ramales de la Victoria (Cantabria), donde desde la madrugada del viernes a la de este lunes se han acumulado casi 200 litros por metro cuadrado.

Además, ha destacado las rachas de viento muy fuertes, algunas incluso huracanadas, en zonas expuestas de la costa y de alta montaña. En Machichaco (Vizcaya) y en el Puerto de Leiteraiegos se registraron sendas rachas de viento de 120 kilómetros por hora el sábado.

El tiempo invernal dejó además temperaturas muy bajas para la época, de entre cinco y diez grados por debajo de las normales, según el portavoz, en "prácticamente toda la Península". Las temperaturas mínimas llegaron a -13ºC en las cumbres de Pirineos y de Sierra Nevada y en cuanto a las zonas pobladas, rondaron los -5ºC en localidades de los valles pirenaicos y del interior oriental peninsular.

El temporal invernal remite así con un aumento "acusado y generalizado" de las temperaturas, así como de la cota de nieve que este lunes se situará en unos 1.400 metros.

No obstante, añade que las precipitaciones abundantes continuarán el lunes en el tercio norte de la Península, sobre todo en el área cantábrica, donde serán persistentes, y esto favorecerá el deshielo de la nieve acumulada en cotas bajas durante los días previos.

Del Campo avisa de que podrían aumentar "bastante" los caudales de los ríos en las comunidades cantábricas, norte de Castilla y León, La, Rioja, Navarra y norte de Aragón, fundamentalmente.

También este lunes seguirán las rachas fuertes de viento en la cuenca del Ebro y en zonas de montaña.

Respecto al martes, pronostica que predominará el ambiente estable y seco y con pocas lluvias, de modo que "tan solo" se esperan "algunas gotas y nada que ver con los días previos" en el Cantábrico y quizás también en la costa catalana.

En el resto del país los cielos estarán poco nubosos aunque se formarán bancos de niebla matinales en Galicia y en la meseta norte.

En cuanto a las temperaturas, agrega que las diurnas seguirán subiendo, pero las nocturnas bajarán a consecuencia de unos cielos más despejados y vientos en general también más flojos. De ese modo, prevé heladas nocturnas en zonas de montaña, en la meseta norte y en páramos del centro.


Miércoles: De nuevo frío y nieve


Pero a mitad de la semana, el miércoles volverá a cambiar el tiempo, ya que Del Campo espera que aunque amanecerá con cielos en general poco nubosos y con heladas de nuevo en el interior, la nubosidad irá aumentando a lo largo de la jornada ya que llegará un nuevo sistema frontal por el noroeste acompañado de aire frío procedente de latitudes altas.

Por tanto, pronostica que ese día se producirán precipitaciones persistentes el miércoles en las comunidades cantábricas y norte de Navarra y que se extenderán de forma más débil a buena parte del norte y centro peninsular y no descarta "algunas gotas" en la meseta sur y en Baleares, sobre todo en Menorca.

Sobre la cota de nieve a partir del miércoles, prevé que de nuevo bajará hasta los 1.000 metros en el tercio norte y a 1.200 en el centro de la Península. Las temperaturas diurnas todavía "no bajarán demasiado" pero el jueves el descenso será "más acusado" cuando llegue el grueso del aire frío que viene detrás del frente.

Por tanto, el jueves indica que seguirán las precipitaciones abundantes en el tercio norte, que además llegarán acompañadas de tormenta, que también afectarán a los sistemas Ibérico y Central y a zonas montañosas del sureste. Otra vez serán en forma de nieve a partir de cualquier cota en Pirineos y a partir de 500 a 1.000 metros en el resto de la mitad norte y centro de la Península.

En el Mediterráneo también aumentará la inestabilidad y pueden registrarse chubascos fuertes en puntos de Baleares y en el Estrecho.

De cara al fin de semana, apunta que a partir del viernes la situación tenderá a la estabilidad y predominará el tiempo anticiclónico y con pocas lluvias, aunque aún afectarán al extremo norte de la Península y a puntos de Baleares fundamentalmente, las temperaturas bajarán el viernes y tenderán a recuperarse en días sucesivos, aunque habrá heladas nocturnas en el interior.

En cuanto a Canarias, señala que predominará el régimen de alisios y que el martes y miércoles puede haber alguna llovizna en el norte de las islas más montañosas. Las más persistentes se esperan en las medianías del nordeste de La Palma.
Volver arriba
Newsletter