Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Un 'minitrimestre' para acabar el curso

Un 'minitrimestre' para acabar el curso

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Víctor S. Vélez | 01/04/2019 A A
Imprimir
Un 'minitrimestre' para acabar el curso
Educación La comunidad educativa se queja de los desajustes en el calendario escolar 2018/2019
La Semana Santa más tardía desde que comenzó el siglo ha dejado un desequilibrado calendario escolar para el presente curso. Un desbarajuste que afecta en especial a los alumnos de segundo de Bachillerato que tienen que preparar la Selectividad y que tendrán poco más de un mes desde el final de las vacaciones de Semana Santa hasta la realización de la Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU).

La Semana Santa se junta este año con el puente por el día de la comunidad, por lo que los estudiantes no volverán a las aulas hasta el 24 de abril. La primera convocatoria para los exámenes de la EBAU se ha fijado para los días 5, 6 y 7 de junio. El final de curso para segundo de Bachillerato se estableció el 4 de junio, no obstante las clases terminan bastante antes y los últimos días se suele eximir a los alumnos de la responsabilidad de ir a clase para preparar las pruebas. Además, los estudiantes deben estar evaluados por sus respectivos centros «entre mediados y finales de mayo», por lo que los plazos se ajustan aún más.

Por ello, los profesores han tenido que ingeniárselas y «tratar de adelantar temas y entregas de trabajos». «Muchos centros han hecho un mes de clases del tercer trimestre antes de Semana Santa porque si no es imposible», explica Ricardo de Dios de Aspes-CL en León.

Una postura que se ha asumido, casi de manera generalizada, por toda la comunidad educativa puesto que «mientras que el calendario escolar esté supeditado a las fiestas tradicionales hay que buscar este tipo de alternativas. «Es algo que nos perjudica al profesorado y a los alumnos porque queda demasiado corto. Pedagógicamente, nos hemos tenido que organizar de manera diferente», señala Manuela Diez de Anpe León.

¿Calendario ‘a la cántabra’?

Esa labor docente también se pone de relieve desde UGT León, cuya portavoz en temas educativos, Cristina Espinosa, considera que las deficiencias del calendario escolar se suplen por la «extraordinaria labor de los profesionales». Desde el sindicato reclaman a las instituciones un «reparto más racional y homogéneo», para que no se den situaciones como la del presente curso «con trimestres de mes y medio en los que se echa el tiempo encima».

Algo que califican de «inconcebible» y para lo cual llevan proponiendo los últimos cuatro años un calendario basado en «criterios más pedagógicos». En concreto, UGT presentó hace unos meses una propuesta que contemplaba un descanso otoñal para los estudiantes y que busca avanzar hacia un modelo ‘a la cántabra’.

En Cantabria se aprobó para el curso 2016/2017 un calendario que contempla un descanso semanal cada dos meses de curso. Una idea que llevan aplicando varios años y que va en la línea que siguen en países líderes en educación a nivel europeo, como Finlandia o Dinamarca, en los que cada ocho semanas de clase hay una de descanso.

Una posibilidad exportable a otras comunidades que ven con buenos ojos muchos docentes, aunque también avisan «que no es la panacea» y presenta «problemas organizativos». María Bernardo, profesora leonesa en Santander, señala que los alumnos «no suelen aprovechar estos descansos» y que «los resultados no han mejorado de forma significativa».

A vueltas con las cofradías

La fecha de la Semana Santa siempre ha generado controversia en el ámbito educativo. De esta manera, Ricardo de Dios señala que «las cofradías protestan cuando se les da de vacaciones la semana siguiente a la Semana Santa».

Una opción que, según el portavoz de Aspes-CL, no es viable en cursos como el actual por «cuestiones organizativas». «No tiene sentido en un año como este darles de vacaciones la segunda semana, ni en un año que cae muy pronto la Semana Santa darles la primera», concluye Ricardo de Dios.

Puentes más largos en los Santos y Carnaval para el ejercicio 2019/2020


El borrador que está sobre la mesa en la Consejería de Educación para el calendario escolar del curso 2019/2020 trae novedades. En la última propuesta que ha sido aceptada y que al parecer saldrá adelante se plantea alargar los puentes festivos de Todos los Santos y Carnaval.

Así, el próximo curso no serán lectivos para los colegios leoneses el 30 y 31 de octubre, además del tradicional festivo del 1 de noviembre. Por su parte, carnaval se extiende un día más y alcanzará al miércoles de ceniza. En ambos casos estos días de vacaciones en el aula se unirán al fin de semana por lo que habrá dos puentes de cinco jornadas sin clase entre el 30 de octubre y el 3 de noviembre de 2019 y entre el 22 y el 26 de febrero de 2020. También se adelantaría la fecha de fin de curso del 24 al 23 de junio, según «un borrador que ha tenido el visto bueno en la segunda reunión».

Esta propuesta, que ha podido conocer este periódico, avanza en el calendario escolar ‘a la cántabra’ con descansos amplios a mediados de trimestre. Alguna comunidad autónoma más se estaría planteando también asumir la iniciativa nacida hace tres años en la Consejería de Educación de Cantabria. Con este calendario se cumpliría con la premisa de que como máximo puede haber 175 días lectivos al año. «Es una propuesta que se va acercando un poco al calendario con criterios pedagógicos que llevamos varios años reclamando», apunta sobre el asunto Cristina Espinosa de UGT León.
Volver arriba
Newsletter