Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Un mínimo de 72 horas entre partidos "con o sin público"

Un mínimo de 72 horas entre partidos "con o sin público"

DEPORTES IR

Luis Rubiales y Javier Tebas. | E.P. Ampliar imagen Luis Rubiales y Javier Tebas. | E.P.
E. P. | 07/04/2020 A A
Imprimir
Un mínimo de 72 horas entre partidos "con o sin público"
Fútbol La RFEF y la AFE acuerdan un mínimo de tres días de descanso entre partidos cuando regrese el fútbol y La Liga dice que se jugará con aficionados o sin ellos
La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) acordaron este martes que haya un mínimo de 72 horas de descanso para los futbolistas entre partido y partido si se reanuda la competición.

La federación y el sindicato, junto a LaLiga, las asociaciones de Jugadores y de Jugadoras de Fútbol Sala y los clubes de la Primera Iberdrola y de la Primera División de Fútbol Sala, mantuvieron una reunión telemática de la Comisión de Seguimiento para abordar los escenarios generados por la pandemia del coronavirus.

Según informó la RFEF tras este encuentro, su presidente, Luis Rubiales, dejó claro una vez más que las condiciones de salud para los futbolistas serán innegociables y el organismo reiteró «su frontal rechazo a que los futbolistas jueguen cada 48 horas».

«Ante la postura inflexible de la RFEF, AFE se ha visto obligado a aceptar que el mínimo será de 72 horas, deshaciendo así su acuerdo previo con LaLiga», advirtió la federación española. Sin embargo, desde el sindicato desmintieron esto y recalcaron que su «posición siempre ha sido que los partidos se deben jugar en un plazo mínimo de 72 horas, recomendación que también aconseja FIFPro».

En este sentido La Liga emitió posteriormente un comunicado negando cualquier acuerdo con la AFE para jugar ni cada 48 ni 72 horas y recordó a la RFEF que «fijar los horarios» de cada jornada sigue siendo postestad suya asegurando que en la comisión «no se ha sometido a aprobación ningún tipo de medida en relación con la competición».

Además, Luis Rubiales incidió en esta reunión en la importancia de garantizar la seguridad en el momento que el Gobierno y las autoridades sanitarias aprueben el regreso del fútbol en España, algo para lo que todavía no hay fecha. «La Federación impone de esta forma la defensa de la salud de los futbolistas por encima de la competición. Además, indicó que durante los meses de mayo, junio, julio o agosto, se opondrá a la disputa de partidos en los que las condiciones de calor, radiación solar y humedad sean contrarias a la salud de los futbolistas», subrayó la RFEF en su comunicado.

En este sentido, y «de acuerdo con los informes a los expertos encargados» por parte del órgano federativo, se aprobarán dos pausas de hidratación por tiempo, en lugar de una por periodo, para combatir las elevadas temperaturas que se puedan dar en los meses de verano.

AFE, por su parte, también presentó su postura sobre el asunto de prorrogar los contratos más allá del 30 de junio si las ligas se ven obligadas a alargarse a julio y fue crítica con la RFEF, que asegura no haberse posicionado. «Lamentamos que pretenda hacer seguidismo de la FIFA y asuma esta postura, la de prorrogar los mismos, porque se vulnerarían los derechos laborales de los y las trabajadores/as», resaltó el sindicato, que recuerda que el ente rector del fútbol mundial no tiene competencia legal en las relaciones laborales entre clubes y futbolistas».

Tebas, decidido a jugar

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, ha explicado que no puede «asegurar si será con gente o sin gente», pero que sí puede garantizar que las competiciones nacionales y europeas de clubes «van a terminar seguro» esta temporada, añadiendo que la posibilidad de cancelarlas es «una pesadilla» que ahora mismo ni se plantea.

«Se trabaja en dos tipos de calendarios. Uno en el que las competiciones nacionales y europeas van en paralelo, que empieza el 6 de junio, y otro que va por bloques, en el que primero terminan las competiciones nacionales, en junio y en julio, y luego las europeas en julio o agosto, según se termine. Son escenarios que me dan la seguridad de que ambas competiciones se van a terminar. No puedo asegurar si será con gente o sin gente, pero vamos a terminar las competiciones seguro», dijo Tebas durante un encuentro a distancia con prensa internacional.

Sin valorar la opción de una posible cancelación señalando que «casualmente los únicos que no quieren acabar la competición son los que están compitiendo para no descender», señaló que el hecho de contar con público «no es una decisión que dependa de LaLiga ni de los clubes y tampoco puede condicionar otras decisiones».
Volver arriba
Newsletter