Publicidad
Un millar de nuevas hectáreas de regadío en Valderas y Gordoncillo

Un millar de nuevas hectáreas de regadío en Valderas y Gordoncillo

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
T.G. | 09/04/2022 A A
Imprimir
Un millar de nuevas hectáreas de regadío en Valderas y Gordoncillo
Sur de León Conformarán el sector XII de la Comunidad de Regantes de la Margen Izquierda del Porma y podrán abastecerse de agua con una nueva balsa que se ubicará en Campazas
En Valderas y en Gordoncillo se habían cansado ya de contar los años que llevaban esperando por la transformación de sus regadíos. Ha sido una eterna promesa en el sur de León proclamada por políticos de todos los colores sin que se materializase. Pero ahora ya hay pasos para que, al fin, esa transformación sea tangible. Así lo anunciaron este viernes los ayuntamientos de Valderas y Gordoncillo y la Comunidad de Regantes de la Margen Izquierda del Porma a la que pertenecerán. Lo hicieron público tras conocer que la CHD tuvo en cuenta las alegaciones efectuadas a su Plan Hidrológico para los años 2022-2017, pues en el documento recogen «el incremento de superficie regable correspondiente a la zona de Valderas». «No existe ningún obstáculo para seguir adelante con la transformación planificada», explicaron en la nota de prensa conjunta emitida por los dos ayuntamientos y la comunidad de regantes.

Según apuntan en el mismo escrito, el agua llegará a esta zona de la provincia a través de una nueva balsa que se ubicará en Campazas y que dará servicio al que será el sector XII de la Margen Izquierda del Porma. «En estos momentos Itacyl tiene presupuesto suficiente para toda la obra y está trabajando aceleradamente en la redacción del proyecto de transformación de las mil hectáreas, aunque en Gordoncillo será necesario llevar a cabo con carácter previo la concentración parcelaria, actuación que ya está acabada en Valderas», señalan con la seguridad de la ejecución de unas obras por las que llevan esperando más de 20 años. «La transformación está respaldada por los preceptivos acuerdos y requisitos y no se puede interrumpir la marcha de esos trabajos», concluyen.
Volver arriba
Newsletter