Publicidad
Un mercado muy especial que condiciona salidas y llegadas

Un mercado muy especial que condiciona salidas y llegadas

DEPORTES IR

Kawaya celebra su gol en Santa María del Páramo ante La Virgen. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Kawaya celebra su gol en Santa María del Páramo ante La Virgen. | MAURICIO PEÑA
J. Alonso | 23/09/2020 A A
Imprimir
Un mercado muy especial que condiciona salidas y llegadas
Fútbol / Segunda División B La pandemia marca en lo económico las salidas de una Cultural a la que lastra la acumulación de jugadores en el fútbol profesional para sumar posibles fichajes
La pandemia marca cualquier aspecto de la sociedad estos días y también lo hace en el deporte y más concretamente en el fútbol, donde los fichajes son el gran asunto de estas semanas en un contexto nunca antes visto y que condiciona todos los movimientos que se producen desde la Primera División hasta el fútbol amateur.

En el caso de la Cultural y Deportiva Leonesa el mercado actual no solo condiciona el inferior presupuesto con el que cuenta el club para poder confeccionar su plantilla, sino que también marca las opciones tanto de dar salida a jugadores con contrato por los que se pretende percibir una cantidad económica, como de sumar incorporaciones ya no a nivel económico, sino de confección de plantilla en las categorías superiores.

En el primero de los aspectos, el propio Felipe Llamazares, director general del club, abrió la puerta a la salida de jugadores con tanto peso como Dioni o Kawaya. Sin embargo, la reducción del límite salarial en los equipos que pertenecen a La Liga les obliga a hacer malabarismos con la calculadora ya no solo para contratar, sino para rescindir a jugadores. Eso impide que prácticamente nadie pueda pagar un traspaso más allá de equipos de Primera o recién descendidos a Segunda que se salen del radio de interés por jugadores de Segunda B como los de la Cultural.

Es por eso que a la hora de mirar en posibles ‘pagadores’ solo queda hacerlo hacia el extranjero o, curiosamente, hacia la Segunda B, donde la ayuda al descenso y la ausencia de control económico real permiten a esos clubes hacer desembolsos mayores a los de Segunda.

Además, en lo que se refiere a llegadas, la acumulación de jugadores en los equipos de Primera y especialmente Segunda División, inscribiendo a los jugadores sub 23 con ficha del filial para ampliar el espacio en la primera plantilla, limita el número de futbolistas que, en condiciones normales, podrían llegar cedidos. El caso más obvio que afecta a la Cultural es el de Alejandro Escardó, con el que David Cabello contaba en un principio vía Alcorcón como en el caso de Pipo, pero su buen hacer en el conjunto alfarero y la necesidad de jugadores en una campaña marcada por el Covid finalmente le alejarán de la plantilla leonesa.
Volver arriba
Newsletter