Publicidad
Un hermoso paseo con vistas al Bierzo y Omaña

Un hermoso paseo con vistas al Bierzo y Omaña

CULTURAS IR

Valle de Tremor, al fondo Teleno y Morredero con nieve. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Valle de Tremor, al fondo Teleno y Morredero con nieve. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 06/05/2016 A A
Imprimir
Un hermoso paseo con vistas al Bierzo y Omaña
La ruta de la semana La ruta se encuentra en una zona que es reserva de la bioesfera de los valles de Omaña y Luna y existe otra que recorre la parte de abajo del Cueto Suspirón
La Omaña es una comarca que se encuentra entre Babia y el Bierzo, regada por el río que le da nombre y sus afluentes, el más importante, el arroyo o río Valle Gordo, que da nombre también a todo el valle del mencionado arroyo.

Es en esta zona donde se desarrolla una ruta que permite contemplar la amplia panorámica que forman las montañas del Este, con el Peñacorada y Espigüete, al norte con todas las sierras babianas, incluidas las Ubiñas, al oeste con los picos del Catoute y Tambarón y al sur, el Bierzo con las sierras de Morredero y Teleno al fondo.

La ruta se encuentra en una zona que es reserva de la biosfera de los valles de Omaña y Luna y el ayuntamiento de Murias de Paredes ha diseñado en 2008 otra ruta que coincide con ésta en su recorrido hacia la Mortera y que luego va a unas explotaciones auríferas romanas, en las que se adivinan los canales y recorre la parte de abajo del Suspirón, sin acceder a la cumbre, regresando por el mismo camino.

La ruta comienza en la localildad de Barrio de la Puente, en pleno Valle Gordo, regado por el arroyo del mismo nombre. Solamente un puente que unos dicen que es romano y otros medieval, cercano a la iglesia, permite cruzar dicho río, siguiendo por un camino paralelo al arroyo hasta encontrar una bifurcación en la que el de la derecha es de cemento y se dirige al cementerio. Es preciso continuar por el camino de tierra que sigue recto al lado de un muro de piedra hasta encontrar una cruz y la estructura de unas antenas, momento en el que hay que girar a la derecha.


Entonces el camino cruza la vega en dirección a uno de los arroyos que descienden y hace una revuelta para comenzar a ascender, dejando atrás el pueblo e internándose en el valle del arroyo Rumián, con el camino siempre en ascenso para poco después vadear el arroyo que en tiempos de deshielo suele ser más caudaloso, continuando valle arriba sin tomar la desviación a la derecha que va hacia unos prados, pero tras unos giros cuando hay un cruce es necesario seguir el camino recto, sin hacer caso al de la izquierda que vuelve a la vega.

En este tramo es difícil de ver la cantera de Rumián de la que se extrajo piedra años atrás para distintas construcciones y hoy abandonada. Se continúa la ascensión entre matorral y alguna que otra serie de abedules hasta que, tras una revuelta, se ve un amplio valle con la caseta de la Mortera en su centro, tras andar otro buen trecho se llega a la fuente de la Mortera, recientemente restaurada y poco después a la caseta, muy bien preparada con unas vistas excelentes a las montañas de la sierra de Villabandín. Desde la cabaña se vuelve al camino en dirección Oeste y se asciende una fuerte pendiente hasta llegar a la Campa de los Corros, donde existe un desvío que lleva a los canales de la ruta de la Presa Antigua. Sin embargo se va a seguir el mismo sendero otro largo tramo y en el ligero descenso existente se puede ver el vértice geodésico del Cueto Suspirón. El camino asciende otra vez hasta llegar a una revuelta donde existe un montón de piedras y desde allí se gira a la izquierda para hacer, entre brezos y carqueixas, el breve camino que conduce a la cima, donde hay además del vértice geodésico, un gran montón de piedras, siendo toda la cumbre un pedregal enorme.

La vista es espectacular, ya que se ven al norte las montañas de la Peña de la Arena y Cueto de la Cabaña, así como Peña Ubiña. Se ven cumbres lejanas como el Espigüete y Curavacas, así como Peñacorada. A la izquierda la Peña Cefera y Arcos del Agua están en un primer término, viéndose detrás un poco de la cumbre del Catoute, el Tambarón y el Nevadín, mientras que hacia el sur se ve el arroyo Suspirón y todo el valle de Tremor, así como la Cepeda a la izquierda con el Teleno al fondo, las minas a la derecha y más allá y a la derecha la hoya berciana limitadas por las cumbres del Morredero y los Ancares.

Se desciende de nuevo buscando las zonas mejores hasta tomar la pista otra vez. Una vez en la pista de sigue bajando hasta llegar a un desvío a la derecha entre un pinar joven. La bajada se hace entre matorrales, bastante pendiente y que al final llega a un pequeño bosque donde abundan los abedules. Siguiendo el cauce del arroyo de la Silva se llega al pueblo, se cruza de nuevo el Puente, finalizando la ruta en el mismo punto de partida.

Características

  • Zona geográfica. Noroeste de la provincia de León: Omaña. 
  • Entorno. Praderas, matorral y manchas de bosque con predominio del abedul. Repoblaciones de roble y pino. 
  • Tipo de ruta.  Circular por caminos, pistas y un tramo de monte.  
  • Inicio / fin.  Barrio de la Puente.
  • Distancia aproximada. 11 Km.
  • Tiempo aproximado.  Entre dos y cuatro horas. 
  • Desnivel.  650 metros.  
  • Dificultad.  Baja. 
  • Observaciones.  La ruta es muy sencilla y resulta difícil perderse.
Volver arriba
Newsletter