Publicidad
Un galardón que cruza el Atlántico

Un galardón que cruza el Atlántico

ACTUALIDAD IR

Sergio Jorge / Isabel Herrera | 19/11/2015 A A
Imprimir
Un galardón que cruza el Atlántico
II Negrilla de Oro Jeanette Dayana Pérez recoge el premio concedido por La Nueva Crónica en nombre de la Fundación Delia Morán-Vidanta, una ONG volcada con la enseñanza en América y África
El salón de los Reyes del Parador de San Marcos, lleno a rebosar, fue testigo de la entrega de la II Negrilla de Oro, el premio de La Nueva Crónica con un marcado carácter solidario, y que este año fue para la Fundación Delia Morán-Vidanta. Su presidenta, Jeanette Dayana Pérez, fue la encargada de recoger la escultura de Amancio González de manos del consejero delegado de este rotativo, Álvaro Lesmes. Ese fue el momento culmen de la noche, tal y como lo describió el coordinador ejecutivo, Jesús Sanz, que ejercía de maestro de ceremonias de la gala.

Antes se sucedieron varios momentos emotivos que hicieron disfrutar a los asistentes, pero también reflexionar a los presentes. El Padre Ángel, el primer galardonado con la Negrilla de Oro, mandó un mensaje vía vídeo puesto que no pudo asistir a la gala ya que hoy viernes viaja a México. El fundador de Mensajeros de la Paz quiso saludar a todos, en especial a Manuel Lesmes, presidente de La Nueva Crónica, y a la galardonada, Jeanette Pérez, a la que aseguró que en el futuro las dos ONG tendrían que colaborar juntas en proyectos solidarios en los que ambas instituciones son ya expertas. "Tenemos idénticas preocupaciones", señaló.

Otro de los momentos más emotivos de la noche fue la conexión en directo con México. Al otro lado del Atlántico estaban decenas de niños a los que la Fundación Delia Morán-Vidanta ayuda en su aprendizaje tanto moral como educacional. Los gritos de alegría no se hicieron esperar en cuanto Jeanette apareció en sus pantallas, antes incluso de que recibiera la Negrilla de Oro. "Tienen que estar bien porque se van a venir a España", les dijo la presidenta de la ONG. El entusiasmo se hizo patente en ese momento, pero también cuando les mostró la escultura y o cuando les aseguró que también se podría llevar España a México.

Después llegarían los discursos de agradecimiento tanto de Jeanette Pérez como de Álvaro Lesmes, y más tarde un cóctel en el que las decenas de invitados tuvieron oportunidad de departir durante largo tiempo. Entre ellos estaba buena parte de la representación social, política, económica y cultural de León, donde ejercían de anfitriones tanto los nombrados dirigentes de La Nueva Crónica como su director general, Raúl de las Heras, como su director, David Rubio, y la mayor parte de la redacción y colaboradores del periódico. Junto a ellos, estaban el consejero de Educación, Fernando Rey; la subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata; el delegado territorial de la Junta, Guillermo García; el vicepresidente de la Diputación provincial, Francisco Castañón; o representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de León, desde Fernando Salguero a José María López Benito, pasando por Vicente Canuria, Gemma Villarroel, Eduardo López Sendino, María Hernández o Santiago Ordóñez. También asistió el exalcalde popular, Emilio Gutiérrez, y algunos de sus antiguos compañeros de corporación, como Nuria Lesmes, María José Casáis, Belén Martín-Granizo o Juan Pablo García Valadés. No faltaron tampoco el presidente del CEL, José Ángel Crego;Chema de la Guía, Maite Corral y José Luis Martín, del periódico ABC; Óscar Gálvez, de Promecal;así como los secretarios provinciales de UGT, Manuel Mayo, y de CCOO, Ignacio Fernández;el gerente del Hospital, Juan Luis Burón; o Héctor Escobar, Gabriel Quindós o el creador de la escultura, Amancio González.

También estaban el procurador de Ciudadanos, Manuel Mitadiel, así como el secretario provincial del partido naranja, Sadat Maraña, y el diputado Juan Carlos Fernández, además de varios ediles tanto de esta formación como del PSOE, PP, IU y Ahora de San Andrés y Villaquilambre.
Volver arriba
Newsletter