Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Un escenario de altura para aprender a ganar a domicilio

Un escenario de altura para aprender a ganar a domicilio

DEPORTES IR

Kaxe apunta a regresar a la titularidad en Vallecas y ser junto a Trigueros la novedad en el once berciano. | IRINA RH Ampliar imagen Kaxe apunta a regresar a la titularidad en Vallecas y ser junto a Trigueros la novedad en el once berciano. | IRINA RH
Jorge Alonso Macía | 25/10/2019 A A
Imprimir
Un escenario de altura para aprender a ganar a domicilio
Fútbol / Segunda División La Ponferradina buscará su primer triunfo lejos de El Toralín en la visita a un Rayo Vallecano en racha y que no ha perdido como local
El más difícil todavía. La Sociedad Deportiva Ponferradina buscará este sábado en el Estadio de Vallecas sumar su primer triunfo a domicilio de la temporada en un campo y ante un rival que no son, a priori, ni mucho menos el contexto más adecuado para tratar de romper esa sequía lejos de El Toralín.

Porque visita el conjunto berciano a un equipo que suma ya 8 partidos sin perder, 2 triunfos consecutivos y aún no sabe lo que es caer como local en lo que va de temporada. Cifras que llevan al Rayo Vallecano, recién descendido de Primera, al cuarto puesto de la tabla clasificatoria siendo uno de los claros favoritos para el ascenso.

Un equipo que viene de ganar a Tenerife (2-1) y Extremadura (0-3) con jugadores que fueron importantes la pasada campaña en la máxima categoría como Advíncula, Pozo, Mario Suárez, Comesaña, Embarba, Trejo, Álvaro García o Bebé entre otros. Mucho potencial ofensivo por tanto para el máximo goleador de la liga junto al líder Cádiz y que deberá contener la Deportiva en una de sus asignaturas pendientes para tratar al menos de puntuar en Vallecas, algo que, sin embargo, han logrado Mirandés, Almería y Alcorcón.

Bolo recupera a Trigueros y Nacho Gil para visitar a un Rayo que podrá contar de nuevo con Adri EmbarbaUn espejo en el que mirarse para una Ponferradina, que viajará a Vallecas aún con el amargo sabor de boca que dejó el empate ante el Numancia en la última jornada. Un partido en el que cayó lesionado un Luis Valcarce que se queda en El Bierzo junto a Buenacasa, Jon García, Gazzaniga, Noguera, Guille Donoso, Gao Leilei, Fullana y Maxi Villa. Regresará por tanto Trigueros al equipo titular, del que a priori saldrá Yac. Además, Kaxe apunta a entrar de inicio tras su buen partido ante el Numancia. Nacho Gil podría ser otra de las novedades dependiendo del sistema por el que apueste Bolo, que podría ser más conservador en un campo tan complicado.

En el Rayo, recuperará Jémez a un jugador clave como Embarba, pero no podrá contar ni con Mario Suárez ni con Alberto García. Advíncula podría regresar a un once de auténtico lujo a pesar de las ausencias.

Arbitrará el gallego Muñiz Ruiz, debutante esta temporada en Segunda División, pero que ha pitado en cuatro ocasiones a la Deportiva en Segunda B con dos triunfos y dos empates para los bercianos.

Bolo y Jémez, duelo de excompañeros en los banquillos de Vallecas


Sin duda protagonista del partido será el técnico de la Ponferradina Jon Pérez Bolo, que se enfrentará por primera vez como técnico al equipo en el que militó durante 6 inolvidables temporadas. Un duelo entre excompañeros, ya que el vasco y Paco Jémez coincidieron una temporada en el Rayo.

El técnico de la Deportiva reconoció este viernes lo especial de un partido «en el que vendrán grandes recuerdos», pero en el que espera «dar un susto grande» al que fuera su equipo, sobre el que afirmó no atender a su racha de resultados porque «aunque enfrente haya un equipazo no hay que tener miedo a nadie» viendo a los suyos «muy fuertes, como toros, ilusionados y con ganas de hacer un gran papel frente a un rival que seguro va a ir a más».

Por su parte, Paco Jémez reconoció tenerle «mucho aprecio» a Bolo y se mostró «convencido de que el público de Vallecas le dará una gran ovación porque la merece, mi afición es agradecida con la gente que viene aquí a trabajar y Bolo dejó mucho en los años que estuvo aquí» definiendo a la Deportiva como «un rival muy incómodo, que no nos va a dejar jugar en ningún momento».
Volver arriba
Newsletter