Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Un club de libros global regido por "las tres erres"

Un club de libros global regido por "las tres erres"

CULTURAS IR

Los libros serán los grandes protagonistas del día 23 de abril. Ampliar imagen Los libros serán los grandes protagonistas del día 23 de abril.
L.N.C. | 18/04/2019 A A
Imprimir
Un club de libros global regido por "las tres erres"
Literatura El Musac participa el próximo 23 de abril, con motivo de la celebración del Día del Libro, en un ‘bookcrossing’ que cuenta con algo más de medio centenar de bibliotecas de museos de centros de arte y cultura españoles
Por undécimo año consecutivo un total de 55 museos y centros de arte compartirán el próximo 23 de abril, con motivo del Día Internacional del Libro, una experiencia de ‘bookcrossing’ o campaña de liberación de libros, con la pretensión de inundar las ciudades con volúmenes procedentes de la bolsa de duplicados de sus respectivas bibliotecas. Los participantes han previsto poner en circulación estos libros con la intención de que quienes los recojan, disfruten de su lectura y vuelvan a liberarlos en otro punto distinto del mundo. Todos los libros liberados estarán acreditados con sus correspondientes etiquetas, contendrán las instrucciones necesarias para facilitar al lector su participación en la campaña y estarán registrados en la página web http://www.bookcrossing.com/mybookshelf, donde los lectores podrán indicar el lugar donde liberarán cada ejemplar. El objetivo de esta iniciativa es sumar a las bibliotecas de los museos en el esfuerzo para el fomento de la lectura y, más en concreto, en la difusión del conocimiento de las distintas disciplinas culturales.

Desde su aparición a nivel internacional en 2001, el ‘bookcrossing’ no ha hecho sino multiplicar el número de participantes en este tipo de iniciativas. El ‘bookcrossing’ se define como un «club de libros global», regido por tres sencillas reglas, conocidas como las tres erres, es decir, read (lee), register (registra), release (libera). Los libros se liberan normalmente en lugares públicos y de tránsito de personas, desde la Universidad a los medios de transporte o polideportivos, y si cada usuario sigue estas sencillas instrucciones es fácil conocer, a través de la página  http://www.bookcrossing.com/mybookshelf, el trayecto realizado por un libro desde su punto de origen al de recogida. El ‘bookcrossing’ permite no solo compartir e intercambiar gratuitamente libros sino también seguir la pista de cualquiera de ellos una vez que ha sido liberado, así como saber quién lo ha leído y en qué lugar. Cualquier persona puede participar en esta experiencia, no solo recogiendo libros sino también poniendo en circulación otros de su propiedad, registrándolos en la página web de ‘bookcrossing’ y liberándolos después en un lugar público.

Todos los libros liberados contienen cuatro pegatinas. La primera de ellas, en el lomo, es el símbolo internacional del ‘bookcrossing’, el dibujo de un libro con brazos y piernas en situación de correr, personalizado para esta ocasión con el logotipo de cada centro o museo. Un texto aclara que se trata de un libro ‘bookcrossing’. La segunda etiqueta va colocada sobre la cubierta del libro y en ella se dan más detalles: «pásale este libro a alguien o déjalo libre en su aventura» y «no me he perdido, soy parte de un club de libros global», al tiempo que remite a más detalles en el interior del libro.

Una vez dentro, la tercera pegatina instruye a la persona que ha recogido el libro sobre el objeto de la liberación de libros y sobre la conveniencia de participar en esta experiencia internacional a través de la página web http://www.bookcrossing.com/mybookshelf, que permite conocer dónde ha estado la publicación y quién la ha leído, así como incorporar al nuevo lector a su diario de viaje. Además, en la cuarta pegatina el lector puede escribir su nombre y el lugar donde encontró el libro.
Volver arriba
Newsletter