Publicidad
Un castillo en El Bierzo

Un castillo en El Bierzo

CULTURAS IR

Vista del castillo. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Vista del castillo. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 04/06/2021 A A
Imprimir
Un castillo en El Bierzo
La ruta de la semana Una ruta diseñada por los amantes de la zona que recorre caminos entre castaños y un castillo recién reformado
El Bierzo es una comarca de grandes diferencias orográficas, donde la parte central es más llana, aunque con ciertos desniveles, y las zonas exteriores están mucho más empinadas. La zona donde se desarrolla la ruta de esta semana se encuentra en la parte exterior, por lo que los valles son más profundos aunque llenos de vegetación en su mayor parte.

La «ruta entre castaños» ha sido diseñada por los miembros de la Asociación de castañicultores de los tres valles, quienes han elaborado más recorridos por la zona. La señalización, el cuidado de la ruta y mantenimiento de los castaños han corrido de su cargo.

La ruta más importante para el Ayuntamiento es el Camino de Santiago, que se encuentra muy bien cuidada y señalizada y ahora comienza a recibir de nuevo peregrinos, aunque existen otras casi tan importantes como ésta, como puede ser el GR11. Sin embargo en este municipio pueden elaborarse multitud de otros recorridos, a lo que se está dedicando la asociación anteriormente citada y en ello el ayuntamiento colabora. Una ruta muy concurrida es la subida al castillo por la parte que en esta ruta se va a descender. Es una ruta muy corta y muy empinada que suelen hacer familias enteras para contemplar una vista excepcional de los valles y los pueblos.

La ruta      


El inicio de la ruta se realiza en la localidad de Vega de Valcarce, bien en la carretera, bien en los alrededores del Ayuntamiento donde hay una palloza reconstruida y buen sitio para aparcar. Subiendo por la calle del ayuntamiento y continuando por la izquierda ya se ve el cartel del inicio de la ruta. Sube una cuesta, se gira a la derecha y se llega a una bifurcación de caminos. Hay que ir por el de la izquierda que está rodeado de árboles, castaños sobre todo, pero que en el primer kilómetro se va paralelo al Rego de Valldourede, el arroyo al lado del cual se va a marchar en esta primera parte del recorrido y que hasta poco después no se va a separar del mismo. Luego se sigue por la ribera derecha dejando el arroyo al fondo.

Este tramo es muy sombrío y resulta ideal para el verano, puesto que va a la vera de frondosos árboles, sus cuestas en principio no son muy pronunciadas y a sus lados hay valles en los que a veces existen sembrados, en otros pastizales, en la parte más elevada los bosques y abunda el agua, al menos en este tiempo, por todas partes.

El camino no tiene pérdida y además en el último tramo la carretera de Barjas va paralela al recorrido, con dos salidas a la misma. En la última un cartel indica seguir a la derecha, pero se debe ir de frente por una estrecha senda, bajo la carretera hasta salir a la misma poco antes de llegar a Villasinde, con el camino al cementerio al otro lado.

Se cruza la carretera y se sigue por el camino que sale a la derecha que, tras un pequeño trecho, se interna en la localidad, un lugar con típicas construcciones bercianas que se mezclan con edificios de reciente construcción y una iglesia que se encuentra en el recorrido desde donde hay una buena vista del valle.

Continuando el camino se sale de Villasinde y hay un desvío en el que se debe seguir en esta ruta por la izquierda. Esta ruta va por una zona muy bien señalizada, pasando por un soto de nogales para luego desviarse a la derecha por una estrecha senda que llega cerca de la antena de televisión, para salir al camino que viene de la antena y que a continuación se bifurca, siguiendo por la derecha para bajar a la vega de Val Oscuro, donde en su parte baja se encuentra la fuente da Barxela, una fuente intermitente por la que sale el agua a borbotones. Pasada esta fuente el camino sube hasta alcanzar el alto del Couso, donde se encuentran varias antenas de telefonía y una excelente vista a los valles de alrededor, en los que sobre las montañas destaca el trazado de la autovía a Galicia.

Después de ver el panorama se toma un cortafuegos que comienza con un desnivel pronunciado, pero no demasiado para lo que va a seguir. Más tarde se llega a un tramo mucho más pindio que tiene una serie de pasamanos de cuerda por si es necesario tener una ayuda en el descenso.

Finalizado el cortafuegos el camino se suaviza para cruzar un tramo rocoso que hay que bajar con cuidado y otro en el que los robles jóvenes dejan un pequeño sendero, previo al castillo que se alcanza por su lado Oeste. Solamente hay que subir una rampa, alcanzar la entrada y ver el resultado de su reciente restauración.

También la vista desde el castillo es muy interesante puesto que se puede contemplar todo el entorno, ahora dominado por la autovía, con una panorámica muy amplia.
Al bajar del castillo se llega a un cruce donde, en un cartel, se puede ver la historia y avatares del mismo y hacia la derecha baja el camino hacia Vega de Valcarce bordeado de castaños en algunos puntos muy antiguos y bien cuidados por los castañicultores que los reparan con esmero continuamente.

El camino es bastante empinado y al final, tras las primeras casas se gira a la derecha para salir a la carretera de Barjas, donde se sigue por la izquierda para llegar al Ayuntamiento y de ahí seguir hasta el inicio de la ruta, donde se puede dar por finalizada la misma.
Volver arriba
Newsletter