Publicidad
Un camión de remolacha que iba para Azucarera vuelca en una rotonda

Un camión de remolacha que iba para Azucarera vuelca en una rotonda

ACTUALIDAD IR

El vuelco del camión se produjo este lunes en la rotonda que une las carreteras CL-622 y LE-420 en Requejo. | ABAJO Ampliar imagen El vuelco del camión se produjo este lunes en la rotonda que une las carreteras CL-622 y LE-420 en Requejo. | ABAJO
P.J. Abajo | 05/03/2019 A A
Imprimir
Un camión de remolacha que iba para Azucarera vuelca en una rotonda
La Bañeza Los hechos ocurrieron en el acceso de Requejo sobre las 18:00 horas de este lunes y el conductor del vehículo logró salir ileso
Un camión cargado de remolacha que se tenía como destino la fábrica azucarera de La Bañeza sufrió este lunes por la tarde un vuelco en la rotonda que une las carreteras CL-622 y LE-420, dentro del término municipal de Requejo de la Vega, según ha podido saber este periódico.

Los hechos ocurrieron pasadas las siete de la tarde cuando, por causas que se desconocen, el camión sufrió un vuelco sobre el arcén que le llevó a perder la mayor parte de su carga en la cuneta y en una finca de cultivo próxima a la vía, donde una hora más tarde llegó otro camión para recoger la remolacha.

Hasta el lugar de los hechos, alertados por el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, se desplazó una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico para instruir el atestado oportuno y regular la circulación de vehículos. El conductor salió ileso.

El de ayer es el segundo accidente con un camión involucrado en esta misma rotonda que se produce en poco más de un año, pues en julio del 2017 volcó en el mismo lugar un camión de transporte de paja empacada al disponerse a realizar el trazado de la curva de la glorieta en dirección a La Bañeza.

Y hace escasos cuatro meses en este mismo punto de la red se registró otro accidente de tráfico de gravedad con dos turismos implicados y dos personas heridas para las que fue necesaria no sólo asistencia médica sino la presencia de los bomberos para su excarcelación.
Volver arriba
Newsletter