Publicidad
Un calendario a la carta y semanas de 3 partidos ante la avalancha de aplazados

Un calendario a la carta y semanas de 3 partidos ante la avalancha de aplazados

DEPORTES IR

La directiva del Ademar, durante la última Asamblea. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen La directiva del Ademar, durante la última Asamblea. | SAÚL ARÉN
Jesús Coca Aguilera | 14/10/2020 A A
Imprimir
Un calendario a la carta y semanas de 3 partidos ante la avalancha de aplazados
Balonmano / Liga Asobal El presidente del Ademar, Cayetano Franco, señala que estudian que "equipos que pudieran jugar pero sus rivales no en esa jornada, adelanten su partido y jueguen ellos"
Los positivos se han cebado con los equipos de la liga Asobal y provocado una avalancha de cancelaciones que deja tocada la liga. En la última jornada sólo se pudieron jugar tres partidos, la mitad de los conjuntos han tenido ya algún positivo con la consiguiente cuarentena y por ejemplo, en el caso del Abanca Ademar, tiene ya dos partidos (Bidasoa y Cangas) suspendidos y sin fechas para jugarlos antes del parón, al ser junto al Barcelona el único superviviente en Europa. Al menos en condiciones normales.

Y es que, según revela el presidente ademarista Cayetano Franco, está sobre la mesa la opción de jugar en dos ocasiones tres partidos en una semana para recuperarlos, disputando así el martes la Liga Europea y tanto el jueves como el domingo partidos de la Asobal.

«Cada vez se complica más y la única posibilidad que estamos viendo es esa de jugar en jueves, podría ser coincidiendo con partidos de Europa en casa y, si se puede pasar el partido al domingo, que no fueran seguidos los tres partidos con dos días por el medio. Mientras fueran sólo dos aplazamientos podría llegar a hacerse, lo malo es si esto cada vez se va ampliando más».

«En principio intentaremos seguir con este formato, a ver cómo sigue y si podemos acabar la primera vuelta» Y precisamente en previsión de cortar ese crecimiento, Cayetano Franco cuenta cómo en la liga, donde «además de la Comisión Gestora que ya está se hará una Comisión Deportiva para tratar estos temas», se baraja la opción de crear un calendario a la carta.

«Hay posibles soluciones y cosas que analizar, pero podría ser una opción, que equipos que pudieran jugar pero sus rivales no en esa jornada, adelanten el partido en el que fueran a medirse más adelante y jueguen entre ellos», explica el presidente del Abanca Ademar.

Es decir, de tomar esa decisión, por ejemplo en esta jornada en la que el Ademar verá suspendido su partido al estar confinado el Cangas, podría jugar el encuentro de la 11ª con un Anaitasuna al que le pasa lo mismo con su choque con el Cuenca o el de la 12ª ante un Huesca que tampoco podrá medirse al Puente Genil.

«Se les insistió mucho a los jugadores en que limitaran sus contactos y hay que aplaudirles su esfuerzo» Opciones antes de apostar por un cambio de formato que está de nuevo en el debate, pero que aún intentarán evitar. «En principio vamos a intentar seguir así y ver cómo se presenta todo, cómo se desarrolla la primera vuelta y si somos capaces de terminarla, esperemos que esto vaya a mejor, porque si sigue yendo a peor será un desastre ya no sólo por el balonmano, sino por todo a nivel nacional», añade Cayetano Franco, que cree que si finalmente hubiera que dejar de lado la liga de 34 jornadas «habría que analizar cómo sería, porque serían dos grupos pero o ya no todos contra todos o pasando cada uno con los partidos jugados y contándose coeficiente de puntos».

Eso sí, de momento en el Ademar lo que están evitando son los positivos propios, más allá del falso de Gostovic antes de inicio liguero ante el Bidasoa, algo en lo que cree que ha sido importante la actitud de la plantilla.

«Para nuestros aplazados la única opción es jugarlos en jueves, con Europa el martes  y la liga del fin de semana» «Hablamos con los jugadores y nuestra médico les insistió muchísimo en que limitaran su contacto, que la mayoría de contagios llegan en el ámbito cercano y que buscaran evitar lo máximo posible estar expuestos para no contagiarse. Han hecho un esfuerzo muy grande y que creo que hay que aplaudirles, estamos muy contentos», señala el presidente, que deja claro no obstante que «obviamente no quiere decir que si hay un positivo es que hayas hecho algo mal, y cuando salga uno con las horas juntos y sobre todo en las largas horas de bus en los desplazamientos puede extenderse, pero desde luego el esfuerzo por evitarlo está siendo evidente».

Eso sí, con Europa a la vuelta de la esquina y la mano firme que la EHF ha demostrado que va a tener, el miedo a las consecuencias deportivas de un confinamiento está muy presente: «En principio no va a haber cambios ni concesiones en la normativa. Creemos que, si tenemos positivos, nos aplazarán el partido, pero si no los hay y por ejemplo la Comunidad nos obliga a confinarnos por un positivo en un rival cercano, lo normal es que nos pase como a Benidorm y nos den el partido por perdido».

«En Europa con positivos creemos que lo aplazarían y si es por estar confinados nos lo darían por perdido» Un hipotético foco de problemas en una competición que, de momento, ya está dando un quebradero de cabeza y económico con el calendario que supuso viajar a Rusia en la primera jornada, con un escaso margen para comprar los billetes. «No hay prácticamente vuelos y los pocos que hay son con escalas, que echas casi 24 horas en ir y otras tantas en venir, y bastante caros dadas las fechas, pero habrá que seguir afrontándolo y solventándolo como el resto de obstáculos», afirma Cayetano Franco, que respecto a los gastos extra que implican las suspensiones, por ejemplo el de un Ademar que ya había viajado a Irún cuando se supo la suspensión, asegura que «no hay nada de ayuda ni la va a haber, tenemos que abonarlo nosotros y fuera. Si lo hubiéramos salido con antelación no vas, pero es que cuando hubo la primera noticia estábamos ya a 20 o 30 kilómetros de allí».

Contratiempos que no tapan el buen inicio liguero de un conjunto que, pese a las dudas en el juego dejadas en algunos choques, lleva 10 puntos de 12 posibles. «Nos queda mucho que mejorar pero el equipo está respondiendo. Se perdió el de Cuenca porque fueron mejores, pero el balance es bueno y el partido de Granollers nos deja esa confirmación de que el equipo siempre cree en la victoria y Cadenas nunca les deja ni pensar en bajar los brazos», sentencia el presidente.
Volver arriba
Newsletter