Publicidad
Un bando "malinterpretado" genera polémica en Benavides

Un bando "malinterpretado" genera polémica en Benavides

ACTUALIDAD IR

Una imagen del Ayuntamiento de Benavides de Órbigo. | P.F. Ampliar imagen Una imagen del Ayuntamiento de Benavides de Órbigo. | P.F.
P. Ferrero | 14/05/2020 A A
Imprimir
Un bando "malinterpretado" genera polémica en Benavides
Coronavirus El Defensor del Pueblo recomendó dejarlo sin efecto al "imponer mayores restricciones a los derechos fundamentales a los contenidos en la normativa"
Un bando municipal –ya retirado– del mes de abril ha generado cierta polémica en Benavides de Órbigo. El escrito de la Alcaldía, emitido el día 4 del pasado mes, aludía a la «falta de civismo y solidaridad» de algunos ciudadanos, «que parece que la enfermedad y la muerte no va con ellos», en lo que respecta al cumplimiento de las restricciones decretadas por el estado de alarma. Este bando explicaba que la «prohibición de salir de nuestros hogares» durante el confinamiento «afecta a todos y cada uno de nosotros, seamos del municipio de Benavides o de cualquier otro. Es grande el esfuerzo que nuestros vecinos han hecho desde los primeros días de la crisis sanitaria, y no querríamos que se viera nublado por irresponsabilidad de otros».

Por este motivo, el bando, además de reclamar «la solidaridad y el buen hacer de nuestros vecinos» para informar de este tipo de comportamientos a los cuerpos de seguridad, anunciaba también sanciones a los presuntos «incumplidores» de hasta 3000 euros, por considerar estos comportamientos «una perturbación relevante de nuestra convivencia, que afecta de forma grave, inmediata y directa a la tranquilidad, a los derechos legítimos de otras personas, y a la salubridad».

La regidora asegura que se ha sacado de contexto, pero afirma que el bando se retiró tras la recomendaciónEste bando municipal fue llevado ante el Defensor del Pueblo, una figura sin carácter vinculante pero legítima para establecer recomendaciones. El representante de este organismo emitió un comunicado admitiendo esta queja y recomendó al Ayuntamiento dejar el bando sin efecto, al considerar que imponía «más restricciones a los derechos fundamentales de los ciudadanos que los contenidos en la normativa reguladora del estado de alarma, aprobada hasta la fecha por el Gobierno de la nación».

La alcaldesa del municipio ribereño, Esperanza Marcos, considera que «no hemos hecho nada ilegal, solo recordamos lo que sale publicado en el BOE. Igual es verdad que faltaba una frase en la que se aclarara y especificara bien, pero creo que el bando se ha malinterpretado y responde a los intereses de alguno de crear la polémica», ha indicado. Sin embargo, la regidora señala que este bando se retiró tras haber recibido la recomendación del Defensor, el pasado 7 de mayo. Para Marcos, la «prioridad de este Ayuntamiento son totalmente los vecinos y tenemos que cumplir las normas establecidas por el bien de todos».

La regidora también ha dejado claro que su gestión en esta crisis se ha centrado y seguirá centrándose principalmente en los temas «sociales». Una de las medidas planteadas y sobre las que este Ayuntamiento está trabajando es el movimiento de ayudas para el pequeño comercio. Pero Marcos prefiere ser cauta y no adelantar acontecimientos, ya que «es algo que aún se está mirando».
Volver arriba
Newsletter