Publicidad
Último tren al país de los libros

Último tren al país de los libros

CULTURAS IR

El poeta Juan Carlos Mestre fue uno de los protagonistas de la tarde de este sábado, en la que hizo doblete como poeta y como \ Ampliar imagen El poeta Juan Carlos Mestre fue uno de los protagonistas de la tarde de este sábado, en la que hizo doblete como poeta y como \"juglar\". | DANIEL MARTÍN
Fulgencio Fernández | 21/05/2017 A A
Imprimir
Último tren al país de los libros
Feria del Libro La Feria del Libro abre sus carpas por última vez en esta cuarenta edición que quiere propiciar un relanzamiento. Marta del Riego, Javier Sierra o Martínez de Lezea son algunos de los protagonistas de esta última jornada de libros
Último tren. A la Feria, las casetas, el 10% de descuento, la firma, las palabras, los títeres que cuentan literatura... Último día para la Feria del Libro que celebra su 40 edición, la que llaman del «relanzamiento» o un nuevo punto de partida para que lleguen nuevos tiempos (lo he escrito tantas veces, de tantas cosas, a ver si esta vez...).
Después del excelente sabor de boca que dejó este sábado la presencia de Juan Carlos Mestre, en esta última jornada se vuelven a suceder los actos, las citas. Este domingo es día de periodistas escritores, con la presencia de Javier Sierra, quien ha encontrado la fórmula mágica de vender muchos libros haciendo ciencia, historia y novela juntos; o la leonesa Marta del Riego, quien lleva a las páginas de la novela de la que firmará ejemplares -Mi sombre es Sena- algunas de las vivencias de su agitada vida de periodista y una trama vibrante en la que no encuentras páginas en las que no sucede nada: «Las páginas descriptivas me aburren, lo que me gusta es sorprender al lector». Y sorprende.

Vivió 4 años en Berlín —«una ciudad pobre pero llena de aventuras y en la que todo cambia con la caída del muro»— y Berlín está en la novela. Y está la periodista que huye la rutina, y está la leonesa que bebe el mundo y después vuelve a mirar a su tierra.

- Estoy encantada de ir a la Feria del Libro de León, de verdad. Por muchas cosas, por regresar a mi tierra, por ver a mi gente, por el lugar, esa magnífica plaza, porque entre firma y firma puedes acercarte a los bares de al lado y tomarte un vinito y una de esas tapas leonesas. Que todo es Feria pues yo soy muy partidaria, por ejemplo, del maridaje del libro y el vino, el libro y la gastronomía...

Lo dice convencida pues además de participar en esta Feria del Libro de León y celebrar que se le busquen nuevos horizontes Marta del Riego reflexiona sobre estas ‘fiestas’. «Los escritores, y los periodistas, tenemos que competir con las redes sociales, con el mundo audiovisual... por eso yo creo que no podemos seguir haciendo ferias del libro del siglo XX ya en pleno siglo XXI. Creo que las ferias tienen que apostar, con la literatura como protagonista, por un claro componente lúdico y hasta gastronómico. Y pensando en León siempre se me viene a la cabeza las posibilidades que tiene de sacar esta fiesta a otros espacios emblemáticos de todos conocidos, aprovechar que el Camino de Santiago recorre el corazón de la ciudad y que los peregrinos se podrían encontrar en estas fechas con los personajes de Luis Mateo Diez o Julio Llamazares... En fin».

Un torrente de ideas que podrían servir como reflexión para cerrar la puerta de la edición de 2017 y abrir ya las que protagonizarán esa edición de 2018 que debería mostrar los frutos de aquello por lo que se apostó en esta edición.

Porque la Feria del Libro esta tarde baja la trapa. Último tren.


Volver arriba
Newsletter