Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Ulibarri entra en concurso de acreedores con 189 millones de deuda

Ulibarri entra en concurso de acreedores con 189 millones de deuda

ACTUALIDAD IR

El empresario José Luis Ulibarri en una foto de archivo. | ICAL Ampliar imagen El empresario José Luis Ulibarri en una foto de archivo. | ICAL
D. Rubio | 27/07/2016 A A
Imprimir
Ulibarri entra en concurso de acreedores con 189 millones de deuda
Tribunales Elodea, propiedad del empresario leonés y conocida antes de la Gurtel como Begar, tiene ahora tan solo 34,84 millones de activo
El empresario ‘leonés’ José Luis Ulibarri continúa en jaque. El Juzgado de lo Mercantil 8 de Madrid tramitó a primeros del presente mes de julio la declaración del concurso de acreedores de su empresa Elodea, el grupo constructor heredero de Begar, con una deuda de 189,63 millones de euros y un activo de sólo 34,84 millones, según adelantó este miércoles El Confidencial y publicaron más tarde varios medios de comunicación.

Elodea es el nombre que el empresario nacido enBurgos pero que ha desarrollado buena parte su trayectoria en la provincia de León, donde le han sido adjudicadas numerosas obras por parte de las diferentes administraciones, ha dado a la compañía que, según El Confidencial, ‘hereda’ parte del negocio de Begar, compañía constructora con la que levantó su imperio, que actualmente, además de en la construcción, se centra también en transporte, diversos servicios sociales y numerosos medios de comunicación, entre ellos Diario de León.

Su vinculación a la trama Gürtel, por la que la Audiencia Nacional le pide más de siete años de cárcel por los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública (vinculados todos ellos al presunto pago de un millón de euros a cambio de adjudicaciones en la localidad madrileña de Boadilla del Monte para su empresa UFC), hizo que la compañía cambiara de nombre para intentar seguir con su actividad, dejando atrás Begar para desde Elodea mantener parte del negocio que le ha convertido, según apuntaba ayer El Confidencial, en un «intocable» en Castilla y León. Este mismo digital publicada ayer que la compañía Elodea presentó en el juzgado un escrito «invocando la insolvencia actual» y que en la documentación señala «un activo declarado por valor total de 34.846.426,89 euros y una relación de acreedores declarada por un total de pasivo que asciende a 189.639.669,85 euros», según el auto del juez que designa administrador concursal.

Se trata de la segunda ocasión en que una de sus grandes constructoras entra en concurso de acreedores, ya que, coincidiendo con el inicio de la crisis económico, Begar inició en este proceso, del que salió de forma sorprendentemente rápida y gracias a una importante quita autorizada por el juez, que en cambio se negó, tal y como pedían los acreedores, a que el concurso de acreedores se hiciera extensible a otras empresas del grupo, que sí tenían solvencia para asumir los pagos.

Ahora, «el ‘capo’ leonés», como ayer lo definía El Confidencial, se enfrenta a varios frentes, tanto el judicial como el económico, por la gestión de sus empresas y por su vinculación con la mayor trama de corrupción de la historia de España, motivos que no han impedido que haya recibido en más de una ocasión el apoyo público de los más altos cargos políticos tanto de la provincia de León como de la comunidad autónoma.
Volver arriba
Newsletter