Publicidad
UGT denuncia una subida del 10% de la siniestralidad laboral de enero a junio

UGT denuncia una subida del 10% de la siniestralidad laboral de enero a junio

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de un trabajador de la construcción. | L.N.C. Ampliar imagen Imagen de archivo de un trabajador de la construcción. | L.N.C.
L.N.C. | 23/07/2022 A A
Imprimir
UGT denuncia una subida del 10% de la siniestralidad laboral de enero a junio
Laboral El sindicato pide medidas porque la "incidencia de los accidentes de trabajo mortales en Castilla y León dobla el índice de incidencia nacional"
Castilla y León superó en el primer semestre del año las cifras de siniestralidad laboral prepandémicas, al registrar 14.238 accidentes de trabajo en jornada e in itinere frente a los 14.424 producidos en lo que va de año. En ellos, 26 trabajadores murieron en sus puestos y cuatro cuando regresaban a casa o se dirigían a ocupar su puesto. Son 30 trabajadores, de los que 13 fallecieron por lesiones no traumáticas; cinco por accidentes de tráfico; tres por caídas desde altura; dos por aplastamiento; uno sepultado; otro más por una caída de un objeto sobre el trabajador, y otro por exposición a agentes biológicos. según los datos hechos públicos por UGT.

Hasta junio, 13.187 personas trabajadoras que han sufrido un accidente de trabajo con baja en jornada laboral, un 19,85 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. En cuanto a los accidentes in itinere, se vieron afectados 1237 trabajadores, un 8,51 por ciento más que el pasado año.

Si se suman los accidentes de trabajo que han causado una lesión al trabajador sin haber requerido baja médica (16.989) se concluye que, hasta junio, 31.413 castellanos y leoneses sufrieron un accidente como consecuencia de su trabajo.

Desde el sindicato, destacan el incremento de los accidentes de trabajo con baja en jornada laboral en todos los grados. Así, los leves subieron un 19,82 por ciento; los graves, un 17,44 por ciento, y los mortales, un 52,94 por ciento. Además, por sectores de actividad, la Construcción fue el sector que experimentó el mayor crecimiento (29,31 por ciento), seguido por el sector agrario (21,54 por ciento), Servicios (21,35 por ciento) e Industria (11,70 por ciento).

En función de su gravedad, la mortalidad creció en todos los sectores, tanto en el agrario (300 por ciento), industria y construcción (50 por ciento) y servicios (30 por ciento). Por su parte, los accidentes de trabajo graves subieron en el agrario (71,73 por ciento), construcción (13,33) y servicios (29,27 por ciento). Tan sólo industria vio caer sus cifras, un 17,89 por ciento.

También, atendiendo a la distribución territorial de los accidentes de trabajo con baja en jornada de trabajo, se observan incrementos en las nueve provincias de Castilla y León. Destaca Valladolid, con un repunte del 42,6 por ciento, seguida de Zamora (26,81 por ciento), Ávila, Salamanca y Segovia (superiores al 15 por ciento) y León, Palencia y Burgos con incrementos en torno al diez por ciento.

De igual manera, los accidentes ‘in itinere’ también repuntaron. Se vieron afectados 1.237 trabajadores, un 8,51 por ciento más que el pasado año, y se produjo un fuerte aumento en los accidentes graves (77,78 por ciento).

En cuanto a las enfermedades profesionales, si bien subieron el 22, 22% en la declaración de las mismas, tan solo se comunicaron 253 partes de enfermedad profesional con baja a lo largo del semestre, cifra que sigue estando muy por debajo de las que se notificaban antes de la entrada en vigor del nuevo cuadro de enfermedades profesionales en España (RD 1299/2006, de 10 de noviembre).

Si se analiza la distribución de accidentes de trabajo con baja en jornada laboral en función del sexo, siete de cada diez accidentes con baja los sufrieron los hombres. Las enfermedades profesionales con baja, no obstante, afectaron por igual a hombres y mujeres.

En cuanto a la nacionalidad, del total de accidentes de trabajo con baja acontecidos durante este semestre en Castilla y León, el 8,9 por ciento los sufrieron trabajadores extranjeros

"El peor dato"


Con estas cifras del primer semestre, para la secretaria de Salud laboral de UGTCyL, María Fe Muñiz, «la mortalidad en el trabajo en Castilla y León es, sin duda, el peor dato que se viene soportando desde siempre, ya que el índice de incidencia de los accidentes de trabajo mortales en Castilla y León dobla el índice de incidencia nacional».

Por otra parte, teniendo en cuenta la infranotificación de los accidentes laborales por parte de los trabajadores autónomos, sobre todo en los casos leves, destaca que, de los 26 accidentes de trabajo mortales mencionados anteriormente, siete correspondieron a trabajadores autónomos.

Por eso, para la secretaria de Salud laboral de UGTCyL, "estos datos ponen de manifiesto la penosa situación que soporta Castilla y León en materia de siniestralidad laboral y confirma que la salud laboral de las personas trabajadoras sigue siendo una cuestión menor para el Gobierno de Castilla y León". En consecuencia, a la luz de estos datos, desde UGT Castilla y León exigen la puesta en marcha de las medidas acordadas en el VI Acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León firmado el pasado año, y que aún está pendiente de desarrollo y reclaman «mayor sensibilidad al Gobierno de la comunidad autónoma".

En el mismo sentido, la organización insta a la Administración a que "abandone la actitud de indiferencia que parece haberse instalado en los últimos tiempos hacia la seguridad y salud en el trabajo, porque la vida y el bienestar de las personas deben estar por encima de cualquier consideración política".
Volver arriba
Newsletter