Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Triana atribuye al "rechazo" a Isabel la "persecución" que le hizo perder 25 kilos

Triana atribuye al "rechazo" a Isabel la "persecución" que le hizo perder 25 kilos

ACTUALIDAD IR

Isabel Carrasco fue abatida por Montserrat González el 12 de mayo del pasado año en la pasarela que une La Condesa con el Paseo de Salamanca. | M. PEÑA Ampliar imagen Isabel Carrasco fue abatida por Montserrat González el 12 de mayo del pasado año en la pasarela que une La Condesa con el Paseo de Salamanca. | M. PEÑA
D.L. Mirantes | 26/04/2015 A A
Imprimir
Triana atribuye al "rechazo" a Isabel la "persecución" que le hizo perder 25 kilos
Caso Carrasco Las conclusiones previas detallan las complejas relaciones de la finada y la acusada
En las conclusiones provisionales incluidas en el escrito de defensa presentado por el abogado de Triana se denuncia el acoso sexual, fiscal y judicial que Isabel Carrasco ejerció, según el letrado, sobre la hija de la asesina confesa de la presidenta de la Diputación en los años previos a su asesinato.

De acuerdo con los hechos relatados por la defensa, el detonante de la supuesta persecución de Isabel Carrasco hacia Triana Martínez tuvo lugar en una fecha indeterminada de enero de 2010 cuando «Isabel Carrasco citó a Triana en su domicilio con la disculpa de que tenía que ponerle unas aplicaciones en el móvil.

Isabel trató de besarla agarrándola por la cintura con fuerza, demandándole relaciones sexuales, sintiendo verdadera repugnancia Triana, logrando que la soltara, diciéndole Isabel que no se preocupara que quería estar con ella, que le gustaba, que se quedara».

Según la defensa, Carrasco trató de besar a Triana, demandándole relaciones sexuales en su domicilio Prosigue el escrito «Triana seguía escuchándola de pie al mismo tiempo que cogía su bolso y le decía que prefería irse. Isabel antes de que marchara Triana le dijo «piensa lo que haces, conmigo tienes mucho que ganar y poco que perder, acuérdate que ya se he convocado las oposiciones para darte tu plaza en propiedad». Triana abandonó precipitadamente la casa y a partir de entonces comenzó un auténtico calvario para Triana, ya que Isabel no aceptó ser rechazada e inicio una auténtica persecución contra Triana, la cual llegó a perder en el año 2010 hasta 25 kilos de peso».

Unos días después, el 27 de enero, explica la defensa, se produjo la convocatoria del proceso selectivo para la plaza de ingeniero que, supuestamente, le había sido propuesta a Triana. En el escrito se detalla que, a pesar del encontronazo en el domicilio de la difunta, Triana «abrigaba todavía la esperanza de que la plaza sería para ella pues todavía no había tenido conocimiento de las inspecciones de la Agencia Tributaria que le iban a venir encima y además le pidieron que elaborara el temario de la oposición, que querían hacerle fija». Además, «le preguntaron quiénes el parece bien para formar el tribunal», dando Triana los nombres de varios funcionarios de la institución provincial.

«Pero al poco tiempo le comentan que a la Presidenta no le parecía bien y es cuando Triana ya empieza a ver que Isabel va a hacer todo lo que esté en su mano para que no obtenga la plaza», afirma el penalista.

Seguidamente, la defensa denuncia las irregularidades observadas en la oposición, donde «se tardó más de lo habitual en convocar el tribunal», y cuyo primer ejercicio «sólo superó el candidato previsto por Isabel Carrasco, siendo eliminados todos los demás».

Sostiene el letrado que Triana compareció en el segundo ejercicio «y grabó con su móvil las irregularidades». Posteriormente, quien se hizo con la plaza fue designado funcionario de carrera y la Diputación amortizó ese puesto.

Sin embargo, en el escrito también se explica que había un ‘plan b’, que era nombrar a Triana directora general de Telecomunicaciones de la Junta, pero, como argumenta la defensa, Isabel Carrasco también se cruzó en el camino para evitar el nombramiento.

Triana empieza a ver que Isabel va a hacer todo lo que esté en su mano para que no obtenga la plaza  Más allá del plano laboral, la defensa también documenta hasta una docena de inspecciones de hacienda relacionadas con la facturación privada de Triana que, según el escrito, fueron encargadas por Carrasco «utilizando sus influencias, ya que había sido Inspectora de Finanzas del Estado, Delegada Territorial de la Junta de Castilla y León cuando era Presidente de la Junta José María Aznar , Jefa Regional de Inspección de las Grandes Empresas y Patrimonio en el año 1991, Consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León a partir de 1995» y que «ordenó» –siempre según la defensa– a través de sus conocidos en la Agencia Tributaria».

Especial hincapié hace en el cobro de la factura por unos trabajos que Triana realizó para Viproelco. «Carrasco tuvo conocimiento de la factura de 4.890,44 euros librada por Triana. Inmediatamente Isabel tomó la decisión de obstaculizar su pago. Isabel fue consejera de Viproelco y en el consejo de Administración de 18 mayo 2011 se aprobó hacer una auditoría detallada y a petición expresa de Carrasco se incluyeron en el acta una tabla con desglose de 11 facturas de profesionales entre las que se encontraba la de Triana que según las previsiones de Tesorería estaban pendientes de pago y en el Consejo de Administración de fecha 15 julio 2012 se remató la faena acordando no proceder al pago de las mismas». De acuerdo con la defensa, la de Triana fue «de las últimas que se pagaron, año y medio después de su emisión».

Por otra parte, en las conclusiones provisionales se denuncia también la «persecución en el Ayuntamiento de Astorga». Supuestamente, «el 28 de febrero de 2011 presentó escrito de renuncia el concejal del PP Andrés Mures Quintana por lo que la persona que tenía que sustituirle era Triana tal y como comunicó el alcalde a la Junta Electoral Central, ya que era la siguiente en la lista. Isabel como Presidenta del partido decidió vetar a Triana para que no se presentase en las elecciones del 22 de mayo en las listas del PP por el ayuntamiento de Astorga maniobrando para que no llegara a tomar posesión».

Por último, la defensa también hace referencia al «acoso judicial». El primero de los pleitos estaría en relación a la compatibilidad del ejercicio privado con la actividad en la Diputación, por lo que se le reclamó a Triana 11.045,78 euros en concepto de cantidades indebidamente percibidas. Triana ganó el primer juicio «oyéndose los gritos de Isabel por el Palacio de los Guzmanes». El segundo juicio estuvo motivado por una declaración de lesividad de los actos administrativos aprobatorios de las retribuciones mensuales de Triana, pero, «ya fallecida Isabel, se inadmite el recuerso de la Diputación».

La ingeniero "mantiene desde hace 4 años una relación con una persona que no la saben ni su mejores amigas"


En las conclusiones previas del escrito de la defensa, el penalista también hace alusión al «trastorno mental de la madre».

En el capítulo de antecedentes se explica que «Montserrat González, en el momento en que sucedieron los hechos, padecía un trastorno de ideas delirantes que le produce un grave déficit en sus capacidades de conocimiento y voluntad, por cuyo motivo entendió que «no tenía más remedio que darle muerte a Isabel Carrasco haciendo justicia y un beneficio a la humanidad» no teniendo intención alguna de menoscabar el principio de autoridad ya que le dio muerte a Isabel Carrasco no como Presidenta de la Diputación que lo era, como era consejera de 13 empresas públicas y presidenta del Partido Popular, sino como persona física con una maldad fuera de lo común, que había intentado relaciones sexuales con su hija y al no aceptarlas Triana y no admitir Isabel ser rechazada comenzó una auténtica persecución contra su hija, que no iba a terminar nunca».

Sobre el trastorno de la madre y la persecución, Montserrat también critica que «si su hija se toma algo con alguna persona y la veía Isabel, Triana ya no podía volver a salir con estas personas porque Isabel les advertía que no era conveniente ».

En cuanto a «la situación anímica» de Triana «no presenta trastorno mental, pero sí un trastorno dependiente de la personalidad, con una especial vinculación a su madre. Triana ha sufrido en sus carnes la persecución, atravesando muy difíciles momentos, llegando a perder en varios años hasta 25 kilos, necesitando tratamiento. El apoyo en esos difíciles momentos siempre ha sido su madre, con quien ha tenido confidencias, como la relación que mantiene desde hace 4 años con una persona, que no la saben ni sus mejores amigas. Por ello las ideas homicidas de su madre en un principio no encuentran contestación enérgica y contraria por parte de Triana, llegando incluso a mirarle en Internet revólveres y armas, si bien llega un momento en que ve que es una locura y trata de convencerla para que se olvide».

Precisamente, según la defensa, esa relación secreta es clave para explicar la tenencia de un móvil prepago por parte de Triana.

Según se explica en las conclusiones previas de la defensa, Triana encargó a un amigo que le comprara un móvil prepago para comunicarse con la persona con la que mantiene una relación desde hace 4 años y que sólo su madre conoce. Al parecer, el encargo fue motivado por el hecho de que la línea habitual había sido contratada por su padre, quien controlaba el gasto y podría haber tratado de hacer averiguaciones sobre las repetidas llamadas de Triana al mismo número. El día de los hechos, Triana utilizó ese teléfono para llamar a Gago, antes de acercárse hasta ella en Luca de Tuy.
Volver arriba
Newsletter