Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Tres metros cuadrados de puro maratón artístico

Tres metros cuadrados de puro maratón artístico

LNC VERANO IR

Fotografía de Ramón Cela que será plasmada en el lienzo de Armijo el día 13. | R. CELA Ampliar imagen Fotografía de Ramón Cela que será plasmada en el lienzo de Armijo el día 13. | R. CELA
Mar Iglesias | 09/07/2019 A A
Imprimir
Tres metros cuadrados de puro maratón artístico
Cultura El pintor bembibrense, Jacinto Armijo realizará una gran obra en la plaza del Campairo el 13 de julio que se marca el reto de empezar y acabar ese mismo día
El pistoletazo de salida para una nueva edición de la feria de pintura en Villafranca del Bierzo, que se celebrará del 25 al 28 de este mes en la plaza del Campairo, lo dará este año el pintor bembibrense Jacinto Armijo, conocido por su habilidad en los concursos de pintura rápida, que ha asumido el reto de sacar adelante un lienzo de 2,40 por 1,20 metros a lo largo del día. Tres metros cuadrados de una obra única con una historia detrás.

El ‘maratón’ pictórico será el día 13 de julio y la gesta se ideó al lado del fotógrafo de la villa del Burbia, Ramón Cela, que será quien custodie después el trabajo de Armijo. La obra que sacará adelante el pintor enmarcado en un «realismo total» será una fotografía de Cela precisamente con las primeras brumas matinales de Villafranca. Armijo espera cumplir con el reto, que comenzará con pintura acrílica para acabar con óleo.

El oficio le viene de niño al pintor de Bembibre. Con 15 años ya era un apasionado del dibujo y la pintura y hoy sigue experimentando, coqueteando con ambos hobbies, aunque los motivos que toca en sus cuadros son diversos «puedes encontrar paisajes urbanos, bodegones, flores…» pero su firma siempre es la misma y está en la atmósfera y la luz que quiere resolver en sus cuadros, y lo consigue con soltura.

Ahora Armijo, el marmolero que sueña con lienzos llenos de sí mismo, está buscando enfoques nuevos y siendo albañil de su obra para sacar cosas nuevas. Mientras sigue acudiendo a concursos de pintura rápida, donde su nombre suele estar entre los más aplaudidos.

Tras su momento compartido en Villafranca, la plaza del Campairo esperará a seguirse llenando de artistas con el encuentro que se organizará a finales de mes. Cada año llegan con sus pinceles en alto y dejan una estampa romántica en la plaza, donde demuestran su arte.
Volver arriba
Newsletter