Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Tres espejos en los que mirarse

Tres espejos en los que mirarse

DEPORTES IR

Imagen de la celebración del ascenso frente al Sant Andreu en la Plaza de Lazúrtegui. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Imagen de la celebración del ascenso frente al Sant Andreu en la Plaza de Lazúrtegui. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 20/06/2019 A A
Imprimir
Tres espejos en los que mirarse
Fútbol / Segunda División B Los penaltis frente al Sant Andreu, el gol de Fran ante el Alicante y la gran superioridad con el Tenerife marcan los ascensos de una Deportiva que sólo cayó una vez en la última ronda
Un solo paso separa a la Ponferradina de la Segunda División. Una única eliminatoria, con el Hércules como rival, para volver a festejar un ascenso siete años después. Un último esfuerzo que tradicionalmente se le ha dado bien al conjunto berciano, que tiene tres espejos en los que mirarse y un único borrón en esta misma situación.

Y es que tres de las cuatro situaciones en las que la Deportiva estuvo en la ronda definitiva para meterse en la categoría de Plata tuvieron final feliz, dándose la circunstancia de que dos de ellas también tuvieron como protagonistas, al igual que este año, al estadio Rico Pérez y la ciudad de Alicante.

No era el Hércules como ahora, sino el Alicante CF, desaparecido hace 5 años por sus deudas económicas, el rival con el que hubo una de cal y otra de arena con apenas dos años de diferencia.

El Alicante, ante quien llegó el primer ascenso, se vengó a los dos años al ganar 2-0 la ida y caer 1-0 en Ponferrada Primero tocó la gloria, en 2006, con el siempre recordado gol de Fran rescatando a la Ponferradina a cuatro minutos para el final del partido de vuelta. Y es que tras empatar 1-1 en El Toralín, en un partido que pintaba muy bien con el penalti transformado por Diego Ribera pero se torció al empatar el Alicante en el minuto 93; el choque en el Rico Pérez transcurría sin tantos hasta que en el 86 llegaba el ‘golazo’ del extremo que desataba la locura.

Pese a que la primera experiencia en Plata sólo duró un año, en 2008 la Deportiva volvió a la casilla de salida. Si el año del primer ascenso el camino había empezado tumbando al Universidad Las Palmas, esta vez fue el Mérida quien mordió el polvo en la ronda inicial, tras la cual el sorteo de nuevo deparó un duelo con el Alicante, esta vez con la vuelta en Ponferrada.

Sin embargo, en esta ocasión el 2-0 que los bercianos se trajeron de la ida, donde de nuevo volvieron a meterles un tanto en el 93, fue irremontable en la vuelta pese a que el gol de Óscar De Paula en los primeros compases de la segunda mitad dio esperanzas hasta el final y provocó el insuficiente triunfo por 1-0.

El único ascenso en casa fue en 2010 ante el Sant Andreu. Fue en la tanda de penaltis con el meta Mackay de héroe Sin embargo, a los dos años regresó la oportunidad y esta vez la Deportiva la aprovechó, logrando el único de sus tres ascensos que se produjo en Ponferrada. Tras ser campeón de Grupo, algo que con el cambio al formato actual permitía subir superando la primera eliminatoria, la escuadra berciana se las prometía muy felices tras imponerse 0-1 a domicilio al Sant Andreu con un gol de Jonatan Valle, pero los catalanes forzaron la prórroga con un tanto a ocho minutos para el final en El Toralín y todo se decidió en una tanda de penaltis en la que, tras meter los dos equipos sus ocho primeros lanzamientos, Mackay se convertía en héroe tras detener el de un ex como Tarradellas y sentenciar con ello el ascenso.

Como en la primera experiencia en Segunda, la aventura duró sólo un año. Pero al igual que en la anterior vuelta a la división de Bronce, a la primera la Ponferradina se vio con la opción de regresar. Y esta vez con final feliz.

Tras verse obligada a remontar en las dos primeras eliminatorias, pues tanto con el Jaén como con el Lucena la escuadra berciana perdió 2-1 en la ida pero le dio la vuelta al resultado en El Toralín, la final frente al Tenerife fue hasta cierto punto plácida.

El último ascenso fue hace 7 años tras ganar 1-0 y 1-2 al Tenerife. Yuri hizo 2 de los 3 goles de la eliminatoria Un gol de penalti de Yuri permitió a la Deportiva afrontar la visita al Heliodoro Rodríguez López con un buen resultado (1-0); y en tierras tinerfeñas los bercianos volvieron a vencer por 1-2 gracias a los goles de Yuri y Didac tras el descanso que permitieron que la fiesta fuera prolongada, pues sólo en el descuento el Tenerife, que se había quedado con 10 estando 0-0, maquilló el resultado con un gol de Kiko Ratón.

Aquello sucedió un 24 de junio de 2012. Ahora, siete años después, quieren volver a repetirlo. Después de cuatro años en Segunda y dos sin alcanzar el ‘playoff’ tras el descenso, la Ponferradina confía en que el primer regreso a la fase de ascenso sea ya el bueno.
Volver arriba
Newsletter