Publicidad
Todos los Caminos llevan a Santiago... pero con un poco de lío

Todos los Caminos llevan a Santiago... pero con un poco de lío

EL BIERZO IR

Las evaluadoras de Asprona ante una señal un tanto confusa. | Ical Ampliar imagen Las evaluadoras de Asprona ante una señal un tanto confusa. | Ical
D.M. | 06/08/2020 A A
Imprimir
Todos los Caminos llevan a Santiago... pero con un poco de lío
Sociedad Usuarias de Asprona Bierzo evalúan la accesibilidad cognitiva de un tramo de la Ruta Jacobea, donde detectan cierta confusión en algunas señales y una falta de criterio unificado en las marcas
Los diez kilómetros de recorrido de Camino de Santiago entre las localidades bercianas de Molinaseca y Compostilla, no son del todo accesibles a nivel cognitivo para todo el mundo. Personas con discapacidad intelectual o problemas de lectoescritura se toman con dificultades para entender todas las marcas de esta ruta universal que debería poder ser comprendida por todo el mundo.

Beatriz, Mercedes, Rosa, Josefina, Verónica y Dolores son cinco mujeres con discapacidad intelectual, de Asprona Bierzo,  que este jueves se han enfrentado al reto de recorrer este tramo del Camino de Santiago para evaluares accesibilidad cognitiva de este traado, dentro de un proyecto  Evaluación de la Accesibilidad Cognitiva del Camino de Santiago que impulsa Plena Inclusión Castilla y León.

Su misión era valorar si su señalización y sus servicios de información y albergues son fáciles de entender para todas las personas, y se han encontrado con varias sorpresas. Se han fijado especialmente en la señalización. Así, han detectado que "algunas señales son difíciles de entender".  Por ejemplo, "en el cruce de la urbanización Patricia hay tres señales y flechas en el suelo que son muy confusas y nos ha costado decidir por donde seguir”, explica Verónica.

 Todas han llamado la atención también sobre el cartel que acompaña a las señales en el tramo de Molinaseca que indica 'Precaución: tramo común con la LE-142'. “No lo entendemos”, reconocen, por lo que creen sería más adecuado un lenguaje más sencillo que deje claro que la LE-142, además de una combinación de letras y números, es una carretera. También proponen unificación en las señales y fechas en cada señalización de la concha.

Ese tipo de carteles suponen una dificultad mayor para Dolores, que carece de lectoescritura. “Un pictograma lo haría más fácil de entender para mí. En general, las flechas y el uso del mismo color es lo que me ayuda más a seguir el Camino”, reconoce esta usuaria de Asprona Bierzo.

El tramo urbano de Ponferrada  parece el más fácil de realizar,  con señalización frecuente, pero aún así, reconocen que cuando se habla de accesibilidad se piensa en la accesibilidad física, "olvidando la barrera invisible que implica que los entornos, edificios, servicios o dispositivos no sean fáciles de entender y accesibles desde el punto de vista cognitivo. Por eso es importante avanzar en este tipo de accesibilidad, también en el ámbito del turismo. No es solo para personas con discapacidad, también es útil para niños, extranjeros o personas mayores”, recuerda Bea.

Según explican desde Asprona, de esta manera, se favorece la independencia de las personas con discapacidad intelectual, al tiempo que se mejora la orientación y comprensión de los espacios y se garantiza el derecho a la información de todas las personas. 

Por ello, Asprona seguirá trabajando en este aspecto y realizará una próxima evaluación de la Casa del Parque de las Médulas, con el objetivo de hacer más fácil para todo el mundo el acceso a recursos turísticos tan importantes para el Bierzo.
Volver arriba
Newsletter