Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Todos contra todos

Todos contra todos

OPINIóN IR

14/02/2020 A A
Imprimir
Todos contra todos
No me gustan las manifestaciones a las que se apunta todo el mundo y nadie se da por aludido cuando se piden responsabilidades por lo sucedido ni cuando se piden medidas para salir de la situación creada. Creo que las pancartas y las soflamas tienen que tener un destinatario claro, y que ese destinatario no puede estar entre los convocantes. Como espectáculo puede estar muy bien una manifestación de sindicatos de clase apoyada por la patronal de los empresarios, las organizaciones de agricultores, la asociación cultural de los pendones de León, las Ampas de los colegios, las asociaciones de consumidores, los amantes de la tauromaquia, los animalistas y veganos, las asociaciones de intelectuales organizados, la Universidad de León, los jubilados de la Renfe, la asociación del Mastín Leonés, la cofradía de la Alubia de La Bañeza, la UPL, el PP, el PSOE, los de Vox, las de Podemos, por supuesto los del Prepal, los promotores de la Biorrefinería de La Robla, los de la Presa Cerrajera, los impulsores de la Tercera República, los de León solo, los promotores de una España laica sin curas ni monjas, la asociación de inmigrantes del Crucero, y el colectivo de expulsados de los partidos políticos por no seguir las consignas del aparato. Todo suena muy bien, a mucha unidad, pero, ¿quién es el responsable de la situación de la provincia de León, y sobre todo quién es el que a partir de ahora tiene que tomar medidas para revertirla? Pues bien, como todo el mundo va a estar en la manifestación y nadie se va a dar por aludido, el responsable no es el ciudadano de a pie, ni tan siquiera el empresario que en buena lógica lleva sus empresas donde cree que puede ganar dinero, el responsable son las instituciones que están mal gobernadas por los políticos que nos han tocado en suerte. Las instituciones son el Gobierno del Estado, el de la Junta, la Diputación, el Ayuntamiento de la capital, y en menor medida cada uno de los entes locales de la provincia. Y detrás de las instituciones hay personas que las han gobernado y partidos políticos que han marcado las pautas.
Volver arriba
Newsletter