Publicidad
Todo se puede entrenar

Todo se puede entrenar

OPINIóN IR

28/09/2021 A A
Imprimir
Todo se puede entrenar
La semana pasada tuve la oportunidad de asistir por primera vez a una de las charlas que FID (Foro internacional del deporte) lleva organizando en León desde hace ya cinco años y que cumplió con creces los objetivos que se marcaron al comienzo de esta aventura: crear un espacio de debate y reflexión sobre el deporte y su industria, conocer las experiencias vitales de los deportistas y técnicos más grandes de la historia para que sirvieran de inspiración a la sociedad y fomentar la práctica del deporte y la actividad física en la ciudadanía.

Pero ¿qué me inspiró Toni Nadal? Pues, realmente, todo lo que dijo. Me encantó su sinceridad y su honestidad. Con pocas y sencillas ideas en su cabeza, siempre tuvo claro qué quería y cómo acometerlo; su principal ilusión es sacar lo mejor de cada persona, formar el carácter y no solo que su sobrino Rafa o su actual pupilo, Félix Auger-Aliassime, pasen bolas por encima de la red: «A mí, el deporte, me interesa lo justo». Si confías en el otro, le dices la verdad, la realidad. Y sobre esta puedes construir. En una final de Montecarlo, contra Federer, en la charla previa al partido, le dijo que el suizo tenía mejor derecha que él, mejor revés, mejor volea, mejor saque… era técnicamente superior a él. Sin embargo, «si eres capaz de jugar cada punto como si fuera el último, si pones más ilusión que él y estás dispuesto a correr más que él, tendrás opciones de victoria». Y Rafa ganó ese partido. Otra idea que me pareció muy sugerente es la de centrarse en lo que depende de ti y olvidarte de todo lo demás. ¿Y qué depende de un jugador de tenis? El entrenamiento, la fuerza de voluntad, el dedicar más tiempo, el no rendirse, el saber que aunque hayas sido el mejor español con 17 años, solo el 20% continuará en la élite del tenis y que estar ahí exige sacrificio. En el 2015 Rafa tuvo una lesión del pie y desde entonces juega con dolor. Toni sugirió que, haciendo lo posible médicamente, no fuera tema de conversación: «es lo que hay» y sobre esto, trabajemos. Fue hace poco, después de que su mujer le hiciera un comentario, cuando se enteró de que era el pie «izquierdo» el lesionado. Escuchándole, no me cabe la menor duda de por qué Rafa Nadal es Rafa Nadal: uno de los mejores tenistas de la historia no podría tener sino a uno de los mejores entrenadores de la historia.

Enhorabuena a todo el equipo organizador de FID por acercarnos a esta gran figura de nuestro deporte.
Volver arriba

Newsletter