Publicidad
‘Terror’ en las calles de Zotes

‘Terror’ en las calles de Zotes

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
T.G. | 11/11/2021 A A
Imprimir
‘Terror’ en las calles de Zotes
Páramo Los vecinos de este pueblo paramés saben utilizar su creatividad tan bien que por Todos los Santos hicieron de sus calles lugares donde pasarlo de miedo
Las calles de la localidad paramesa de Zotes del Páramo han vuelto a la calma tras pasar unos días con el terror campando a sus anchas por cada rincón del pueblo. Todo sucedió en los días previos a la festividad del día de Todos los Santos. Fue cuando las fundas de trabajo desaparecieron de las naves de trabajo de los agricultores, también sus botas de agua salieron del merecido descanso tras la campaña de riego. Todo ello tomó vida para convertirse en hombres tenebrosos que ocuparon los bancos de las plazas. En ellas afloraron tumbas y de las entrañas de la tierra paramesa salieron pies y manos de cadáveres por todos los rincones. Los niños se convirtieron en muñecos ensangrentados que aprovecharon los juegos del parque para componer estampas escalofriantes, como de película. Pero por muy dantesco que era el paisaje detrás no había más que camaradería y las ganas de todo un pueblo de disfrutar de la fiesta de Todos los Santos a la americana. Desde la junta vecinal y con las ganas que siempre le ponen a todo lo que hacen los miembros de la Asociación Cultural El Jardín, idearon el plan de poner en marcha una celebración de Halloween inolvidable para los más pequeños del pueblo pero también para los mayores.

Tras varias semanas de trabajo comenzaron a desplegar el terror por unas calles que decoraron sin perder de vista ni el mínimo detalle. Pero no quedó todo en los espacios públicos y animaron al resto de vecinos a participar de la fiesta con un concurso de decoración de fachadas que no pudo tener mejor resultado pues fueron más de 20 domicilios los que se pusieron manos a la obra con las telas de araña, los gorros de bruja, los fantasmas y las calabazas. Y tirando del motor de la economía paramesa que es el campo, también utilizaron las remolachas como elemento decorativo dándole al producto un uso mucho menos dulce que para el que es cultivado. Y a toda la decoración le dieron contenido programando varias actividades que supusieron un éxito de asistencia. Un ‘escape room’, cuentacuentos, pintacaras, una merienda de hermandad y, por supuesto, una ronda por las casas del pueblo en la víspera de Todos los Santos para llevar a cabo el popular ‘Truco o trato’ que culminaron con una buena de dosis para endulzar el miedo. De miedo se lo pasaron todos los que participaron de la fiesta y por eso ahora ya ponen la vista en la siguiente actividad programada que es un gran magosto que celebrarán este sábado por la tarde, al calor del cucurucho de castañas pero sobre todo al de la unión. Porque de eso saben mucho los de Zotes, «¡que son de miedo!»
Volver arriba
Newsletter