Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
"Tengo un cosquilleo... si pudiera saludar a Cholo y Saúl"

"Tengo un cosquilleo... si pudiera saludar a Cholo y Saúl"

DEPORTES IR

En el balcón de la casa de Salvador en Villadangos luce permanéntemente la bandera de su Atlético de Madrid. | JESÚS G.G. Ampliar imagen En el balcón de la casa de Salvador en Villadangos luce permanéntemente la bandera de su Atlético de Madrid. | JESÚS G.G.
Fulgencio Fernández | 20/01/2020 A A
Imprimir
"Tengo un cosquilleo... si pudiera saludar a Cholo y Saúl"
Fútbol / Copa del Rey Salvador, el vecino más entrañable de Villadangos del Páramo, ha hecho del Atleti la pasión de su vida
Salvador es uno de esos tipos entrañables que no faltan en nuestros pueblos, todo el mundo le conoce, habla de él, de su mundo, sus ocurrencias. Salvador nació con una pequeña deficiencia que no le impide, más bien todo lo contrario, resultar mucho más emotivo y cariñoso.

Y parte de esa emotividad la ha volcado en el equipo de sus amores, de toda la vida: El Atlético de Madrid. Por eso el día del sorteo le dio un vuelco el corazón, El Cholo, al que admira tanto como defiende; Saúl, su favorito de la plantilla actual; Koke, Oblak... estarán en León, aunque dice saber que no vendrá Morata, que comparte cariño con Saúl. El cosquilleo no le impidió un sueño, «si pudiera saludar a alguno o tener una camiseta» que llevar al santuario atlético en el que ha convertido su casa, en la que en la ventana luce la bandera rojiblanca. «Y cuando voy a Barcelona a ver a mi hermana Mari José siempre llevó la camiseta del Atleti, que yo no me arrugo en ninguna parte».

«Una estampa habitual de los fines de semana fue Salvador con su transistor escuchando los partidos del Atlético» Los vecinos de Villadangos recuerdan una estampa muy repetida en los años del fútbol por la radio: Salvador con su transistor siguiendo el partido de su equipo; y aumentando la pasión por una larga lista de estrellas rojiblancas. «Los primeros fueron Becerra, Heredia, El Ratón Ayala... y, sobre todo, Luiz Pereira. Pero cómo no decir a los Adelardo, Melo, Capón, Gárate, Ufarte... y Luis, jugador y entrenador, que sacó al Niño». Y sigue con su lista: Kiko, Caminero, hasta los actuales.

Pero también tiene sus fobias, a los italianos: «Claudio Ranieri y Arrigo Sachi, a los que nunca perdonaré el descenso a Segunda, menos mal que vino Luis; no me hables de ellos».

«Becerra, El Ratón Ayala, Heredia y sobre todo Luiz Pereira me engancharon, después Kiko o El Niño» Si le puedes hablar de aquel viaje a Madrid para ver el Calderón antes de que lo tiraran, sí le puedes hablar de Radomir Antic, de Jesús Gil, del Cholo, del santuario de recuerdos que es su casa y nos enseña su sobrina Rocío...

- ¿Salcador, y el jueves quién quieres que pase la eliminatoria?

Hombre, esas cosas no se le preguntan a un tipo tan entrañable como Salvador, que quiera lo que le dé la gana.
Volver arriba
Newsletter