Publicidad
Tenerife 1 - Deportiva 0: 'La Ponferradina paga cara una hora regalada'

Tenerife 1 - Deportiva 0: 'La Ponferradina paga cara una hora regalada'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 13/02/2021 A A
Imprimir
Tenerife 1 - Deportiva 0: 'La Ponferradina paga cara una hora regalada'
Fútbol / Segunda División Los bercianos caen derrotados víctimas de un gol en la recta final del Tenerife, que hizo méritos para llevarse los puntos
No suele entender normalmente el fútbol de justicia, pero la Ponferradina jugó con fuego excesivamente en Tenerife y se terminó quemando, premiando los mayores méritos de los chicharreros durante buena parte del partido, curiosamente en el momento en el que mejor estuvieron los bercianos.

Son las cosas del deporte y de la cara gris que viene mostrando últimamente el conjunto berciano lejos de El Toralín, regalando en el Heliodoro prácticamente una hora de partido en la que solo el desacierto del conjunto local le libró de ir perdiendo.

No invitaba al optimismo una primera parte en la que a la Ponferradina prácticamente se le olvidó comparecer. Tuvo un único protagonista el partido en sus 45 minutos iniciales y ese fue un Tenerife que dominó, generó y al que solo le faltó marcar ante una Deportiva incapaz de combinar en ataque y que se limitó a tratar de evitar el gol local. Curioso que eso ocurriera con exactamente el mismo once que iniciaba el lunes en El Toralín contra el Alcorcón en una decisión por parte de Jon Pérez Bolo prácticamente inédita.

Ritmo muy bajo en un partido en el que pronto se vio la intención de los chicharreros de buscar la espalda de la zaga berciana en ese campo que, quizás por el tiro de cámara, por la televisión parece eterno. Lo cierto es que aparecían los huecos en el entramado defensivo blanquiazul, ayer naranja, un sistema habitualmente complicado de superar y que no se terminaba de encontrar cómodo, lo que generaba tensión extra en un Caro que llegó a amagar con tener que abandonar el partido tras una salida a un balón dividido que terminó con él y Paris en el suelo. Por suerte, ya con Manu García calentando, lo ocurrido se quedaba solamente en un golpe.

Tras una hora evitando el gol local, le cayó la sentencia a la Deportiva cuando mejor estaba Y es que no podía permitirse un portero a medio gas la Deportiva en lo que según iban pasando los minutos se convertía en un monólogo local, ya con llegadas serias y los bercianos sin apenas poder pasar del centro del campo con el balón controlado, esperando un momento para golpear que no terminaba de llegar.

Caro tuvo que detener dos disparos de Vada y Pomares con un Tenerife que cargaba una y otra vez el área desde las bandas buscando un remate o una segunda opción que abriera el marcador. Y a punto estuvo de hacerlo por mediación de Fran Sol, que desperdició una excelente jugada precisamente entre Pomares y Vada rematando mordido un balón franco desde el punto de penalti que detuvo sin problemas el guardameta blanquiazul.

Fue la más clara de una primera parte en la que solo logró llegar media vez la Ponferradina, con un disparo alto de Gaspar que fue toda la producción ofensiva de un equipo que necesitaba cambiar algo en el segundo tiempo si no quería volverse de vacío de Canarias.

El primer tiro a puerta de los bercianos que sirvió para inagurar la segunda mitad no fue más que un espejismo y es que Caro siguió siendo el gran protagonista a renglón seguido con dos buenas manos a Vada y Fran Sol, esta última con suspense al permitir a Folch conectar un disparo con el portero fuera de sitio que para alivio berciano se marchó alto. Además, Amo salvaba un disparo de Nono que parecía complicarse y Fran Sol remataba desviado, aunque desde muy cerca, un centro desde la derecha.

No llegó el gol que obligara definitivamente a una reacción, pero para lo que sí sirvieron ese par de ocasiones fue para que Bolo moviera el banquillo y eso propició los mejores minutos de la Ponferradina en el partido. La entrada de Valcarce, Aguza y Juergen además de una presión más alta permitió a los bercianos llegar más al área tinerfeña.

Apareció Dani Hernández casi por primera vez en el partido con un disparo desde fuera del área de Paris, un tiro potente de Valcarce y una ocasión clara para Aguza, que remató completamente solo el primer córner del partido a favor de la Deportiva a las manos del guardameta.

Y seguramente cuando menos lo merecía el Tenerife llegaba el gol que supondría la derrota berciana. Un saque de banda al área lo peinaba Sipcic y encontraba entre una maraña de piernas la del debutante Germán Valera, que se estrenaba de la mejor manera posible para los locales poniendo el balón con la punta lejos del alcance de Caro.

Faltaban aún 5 minutos del tiempo reglamentario más el alargue, pero apenas corrió el balón por el campo, certificando el pitido final la derrota de una Deportiva que pecó de ambición y lo acabó pagando. Un paso atrás y algo que corregir si de verdad el equipo no quiere conformarse con salvar la categoría y quiere soñar con algo más.
Volver arriba
Newsletter