Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

¿Te pueden multar por conducir con chanclas?

¿Te pueden multar por conducir con chanclas?

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 10/07/2019 A A
Imprimir
¿Te pueden multar por conducir con chanclas?
Tráfico La DGT no lo prohíbe expresamente, pero un agente puede denunciar si detecta que el calzado limita la libertad de movimientos del conductor
La respuesta a las preguntas que te haces cuando vas a conducir con chanclas es «sí»: sí te pueden multar y denunciar si te ven. Sin embargo, y aquí está la paradoja del asunto, no está prohibido expresamente por la Dirección General de Tráfico (DGT).

La realidad es que ninguna normativa recoge la prohibición, aunque sí hay tres artículos del Reglamento General de Circulación que obligan al conductor a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción; así como mantener una postura adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros.

Por tanto, si un agente detecta que conducir con chanclas o descalzo ha causado una limitación de movimientos del conductor, ha dificultado el control del vehículo o ha generado un riesgo para la seguridad vial, podrá denunciar al conductor, que será sancionado con una multa que va de 80 a 200 euros, en función de la gravedad de la infracción.

También son denunciables otras actividades al volante como maquillarse, comer, beber o sacar el codo por la ventanilla. Fumar no está prohibido expresamente, pero Tráfico ya ha empezado a a teñir las carreteras del país con carteles luminosos que advierten de que fumar puede costarte la muerte al volante en solo dos segundos.

Esas acciones no son, por sí mismas, motivo de multa, pero sí pueden llegar a serlo si ponen en peligro la seguridad de la circulación. Estas situaciones las aclaran un poco más desde la Unidad de Ordenación Normativa de la Dirección General de Tráfico: «La denuncia no se origina por comer, beber o ir descalzo, sino porque esa actividad concreta ha afectado a la seguridad de la conducción», según recoge el diario ABC.es.

Evidentemente, es el agente encargado de la vigilancia del tráfico el que tendrá que interpretar si hubo esos riesgos. Desde Tráfico apelan al sentido común al constatar que «no llevar zapatos hará más difícil el manejo de los pedales», del mismo modo que no usar camiseta puede causar graves heridas si se activa el cinturón de seguridad en caso de accidente o frenazo brusco. Y añaden que esas multas solo se ponen cuando hay un riesgo para el tráfico.

Volver arriba
Newsletter