Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Talan el centenario tronco del negrillón de Boñar

Talan el centenario tronco del negrillón de Boñar

ACTUALIDAD IR

Imagen de vídeo
L.N.C. | 05/01/2016 A A
Imprimir
Talan el centenario tronco del negrillón de Boñar
Medio Ambiente El mítico árbol, que ya estaba muerto y se mantenía en pie de forma artificial, era el símbolo de la villa
Funcionarios del Ayuntamiento de Boñar han llevado a cabo esta mañana las labores de talado y extracción del tronco del negrillón de Boñar; un olmo centenario emblema de la villa ubicado en la plaza a la que da nombre, frente a la iglesia, y conocido en toda la provincia.

La retirada se ha llevado después de que el tronco se desplomase en las últimas horas, quizá debido a las lluvias caídas en los últimos días, que han podido aumentar su peso con el agua y hacer que los restos del malogrado árbol no resistiesen más.

En su desplome, ha provocado algunos daños materiales, al llevarse parte de la cornisa de la iglesia. Los vecinos de la villa no han tardado en congregarse en torno al afamado negrillón para intentar hacerse con un trozo del mismo antes de su completa desaparición; labor para la que se han valido de diversas herramientas.

Este olmo centenario que data del siglo XVI enfermó y murió de grafiosis en la década de los años 80 pero hasta ahora se conservaba su tronco petrificado. La medida ha sido recibida con opiniones dispares por los vecinos de la localidad, algunos de los cuales se quejan de que con esta acción vaya a desaparecer el que consideran el mayor símbolo de Boñar.

El árbol, que desde esta mañana ya no preside la plaza, aparece incluso en la llamada 'Jota de Boñar', en la que se recuerda que la villa tiene “dos cosas que no tiene León, el maragato en la torre y en la plaza el negrillón”.
Volver arriba
Newsletter