Publicidad
Subasta de orejas y patas de cerdo en Acisa de las Arrimadas

Subasta de orejas y patas de cerdo en Acisa de las Arrimadas

ACTUALIDAD IR

Los adjudicatarios se llevaron las patas y las orejas por 110 euros. | ALFREDO HURTADO Ampliar imagen Los adjudicatarios se llevaron las patas y las orejas por 110 euros. | ALFREDO HURTADO
Alfredo Hurtado | 19/01/2020 A A
Imprimir
Subasta de orejas y patas de cerdo en Acisa de las Arrimadas
Comarcas La puja acabó en 110 euros dentro de los actos de la festividad de San Antón
Los vecinos de Acisa de las Arrimadas siguen de fiesta con el santo protector de los animales, San Antón, que cuenta en la localidad con una ermita que fue totalmente reconstruida hace unos 15 años. Es sin duda su santo preferido después de San Hipólito, que es su patrón y se celebra cada 16 de septiembre.

San Antón lleva siglos ligado a asta localidad de la comarca de las Arrimadas, llegando a ser pastor y protector de animales de la cabaña tradicional de montaña y las gentes de Acisa le siguen tributando un homenaje mediante la celebración de una misa y la tradicional subasta de patas y orejas de cerdo como lo hacían hace décadas. Este domingo la cochera de Manolo volvió a ser escenario de esa vieja tradición que antiguamente se celebraba en muchas localidades como era la subasta de derivados del cerdo que contó con la presencia de gente procedente de todo el municipio y otros colindantes, para presenciar y participar en ésta tradición que ya no goza de popularidad excepto en Acisa que aún siguen celebrando no solo ésta si no también todas las que pusieron en marcha sus antepasados.

La cesta contenía 21 patas, 7 orejas de cerdo dos docenas de peras asaderas, un kilo de garbanzos y un tarro de titos cantudos empezando la subasta en 40 euros anunciado por el subastador Alberto Valladares, y enseguida hubo un grupo de mujeres que pujó, pero enseguida encontraron rival en un grupo de hombres; la puja se hacía de 5 en 5 euros y hubo pelea porque las chicas subían y rápidamente aparecían los chicos y así hasta llegar a los 110 euros que fue adjudicado el lote a los chicos. «Nos da igual que se hayan quedado ellos porque con todo ello se hará una o más cenas y lo tendremos que preparar nosotras y por supuesto también participaremos en la fiesta» decía una de las chicas.

El santo tiene un libro de cuentas que data del año 1944 y desde entonces lleva asentado la cantidad recaudada cada año tanto en la subasta como en limosnas, así como los mayordomos entrantes que tendrán que asentar cuentas en el banco pagar gastos ocasionados en la ermita, como la luz, y lavar la ropa del párroco, este domingo tomaron posesión como mayordomos Marisol Valladares y Miguel López que relevaron a Evaristo del Río y Belén Díez.
Volver arriba
Newsletter