Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Suárez-Quiñones: "Hay que saber gestionar la economía para luego poder invertir en sanidad"

Suárez-Quiñones: "Hay que saber gestionar la economía para luego poder invertir en sanidad"

ELECCIONES IR

Imagen de vídeo
David Rubio / Alfonso Martínez | 19/05/2019 A A
Imprimir
Suárez-Quiñones: "Hay que saber gestionar la economía para luego poder invertir en sanidad"
Autonómicas Entrevista al consejero de Fomento y Medio Ambiente y cabeza de lista del PP a las Cortes por León
Lleva ya más de siete años en política, aunque siempre en cargos institucionales. El que fuera decano de los jueces leoneses debutó como subdelegado del Gobierno, pasó a ser delegado y ahora ocupa el cargo de consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta. Sin embargo, se enfrenta a su primera vez como cabeza de cartel en unas elecciones.

– ¿Cómo está siendo la experiencia?
– Está siendo una experiencia francamente nueva, porque, en definitiva, en los cargos institucionales, hay una cierta distancia con el mundo de los partidos políticos. Las instituciones gobiernan para todos los ciudadanos con independencia del color político. Cuando hablamos del partido, nos dirigimos a un grupo determinado de ciudadanos con las propuestas que quieres llevar a cabo. Luego, si se gobierna, los equipos del PP son responsables. Gobernamos y no hacemos ningún tipo de partidismo, ni territorial ni poblacional. Hacemos aquello que se necesita y donde se necesita. Ahora nos dirigimos a nuestro electorado potencial, que se nos ha ido de forma determinante hacia opciones que no tienen ningún futuro de gobierno y que lo único que hacen es facilitar el triunfo de la izquierda.

– ¿Qué le diría a esos votantes potenciales que pueden creer que es bueno un cambio después de tantos años del PP al frente de la Junta?
– En las sentencias hay una cosa muy importante, que son los hechos probados. Les diría que analicen los hechos probados de unos y otros. Que miren qué partido ha dado estabilidad política y económica cuando ha gobernado España, qué partido ha generado medio millón de empleos al año. Y también qué partido los ha destruido y qué pasó en el año 2011, cuando terminó la etapa de Zapatero con 4,5 millones de parados. Que analicen los hechos de la Junta durante estos años, en los que Castilla y León se ha situado como la primera autonomía en materia de dependencia, la primera no foral, junto con Aragón, en materia de sanidad, la primera en educación en España y la séptima del mundo… Con muchas cosas que mejorar,  pero tenemos una base sobre la que trabajar y asentar el impulso de estos servicios públicos. Que analicen lo que han hecho otros, que es nada. Tienen propuestas como acabar con las diputaciones o las autonomías… Unos no tienen experiencia de gobierno y otros, cuando la han tenido, ya sabemos lo que han hecho.

– Ha sido muy crítico con los nuevos partidos por no haber gobernado «ni una comunidad de vecinos», pero igual tienen que acabar pactando con ellos…
– Una vez que pase el día 26, será lo que tenga que ser. En campaña electoral tenemos que evitar que se tiren los votos de centro derecha. O mejor dicho, que no se destiñan de color. Hay mucha gente que ha votado verde o naranja y eso ha dado el triunfo a la izquierda. Las cuentas son fáciles. Vox ha sacado 183.000 votos en Castilla y León, pero sólo un diputado. Esos votos habrían supuesto un número importante de diputados en el PP. Al final, se ha promovido un Gobierno del PSOE que es legítimo, porque ha sido respaldado por muchas personas, pero que a nuestro entender es un peligro. El paquete de subidas de impuestos espanta y nos hace pensar que volvemos otra vez a vivir algo que ya conocemos.

– La sanidad es un servicio esencial y también una de las áreas que más problemas ha vivido estos años...
– Yo diría más bien que ha sido el área que la izquierda ha fijado como objeto de crítica política. Sin perjuicio de las cosas que tenemos que mejorar, los usuarios valoran con un 7 la sanidad. Hay mucha gente que está orgullosa de nuestra sanidad. Hay que mejorar, pero no vamos a criticar una sanidad que tiene 3.300 consultorios repartidos por el territorio. Son el 60% de los que hay en toda España. ¿No es eso una sanidad cercana? Tenemos unos centros asistenciales, como el Hospital de León o el del Bierzo, con un conjunto de especialidades e inversiones muy importantes. Diez millones de euros al día cuesta la sanidad. Hay problemas, tenemos que seguir trabajando para reducir las listas de espera, que ya han bajado estos años. Hay que mejorar muchas cosas, pero que no se denoste la sanidad.

– Quizá lo que se puede mejorar es lo que tiene que ver con el mundo rural...
– Tiene que ver con muchas cosas. Hay que mejorar las infraestructuras, el centro de especialidades de Ponferrada, la reforma de Pinilla, Villaquilambre… Las vamos a ejecutar. Hay que mejorar la Atención Primaria. Tenemos que reducir los tiempos de las consultas ordinarias, que es donde hay mayor margen de mejora. El compromiso del PP es dedicar el 20% del gasto sanitario a la Atención Primaria. Es un salto importante. Hay falta de profesionales, pero es un problema de toda España por un defecto de planificación de hace años quizá por parte de todos. Lo estamos llevando mejor que otras comunidades. Y más con las dificultades que tiene nuestro enorme medio rural y la capilaridad que tiene la sanidad a la hora de acercarse a los ciudadanos. Sabemos hacer las cosas y sobre todo que sabe gestionar la economía. Para gastar diez millones diarios en sanidad es necesario tener la caja suficiente para poder hacerlo. Lo que hacen otros es vaciar la caja en gasto que a veces es ajeno a los intereses generales y no se preocupan tanto como nosotros por los servicios públicos.

– La sanidad es uno de los servicios esenciales para frenar la despoblación de las zonas rurales, pero hay otro como el acceso a internet. ¿Llegará por fin en condiciones a todos nuestros pueblos?
– Sin duda ninguna. Hemos hecho un gran esfuerzo desde la Junta y también desde el Estado con ayudas a las operadoras para que vayan a las zonas rurales con proyectos de internet que subvencionamos hasta en un 90% en Castilla y León. Se han invertido 40 millones de euros y hemos firmado el convenio de ‘Escuelas conectadas’ con Red.es, que supone una cantidad similar para llevar internet de alta capacidad a los 1.400 centros escolares de Castilla y León. Esto va a tejer una red de fibra óptica y de 4G que va a favorecer que las compañías puedan dar servicios a los particulares. Pero hay que dar un salto de calidad y llevar internet a todo el territorio y a todas las personas con una inversión de cien millones, de los que cerca de 30 corresponden a León. Y también hay que tener en cuenta la televisión. Pondremos otros 30 millones en toda la comunidad para que la TDT llegue también a todos los rincones.

– Dentro de la lucha contra la despoblación hay algunos ejemplos que invitan al optimismo, como Valencia de Don Juan o Almanza…
– La despoblación es un mal endémico de Europa. Castilla y León tiene un problema a mayores, que es su extensión. Son 95.000 kilómetros, 6.100 núcleos de población y una orografía complicada, lo que hace más difícil la lucha contra la caída demográfica. Eso conlleva mayores esfuerzos, porque la sanidad en el medio rural cuesta mucho más que en las capitales. Lo mismo ocurre con la educación, pero ahí tenemos escuelas abiertas con tres alumnos. Ahí tenemos esos consultorios médicos. A mayores de todo lo que hemos hablado, hay que dar también formas de vida en los pueblos. Hay que ir a los productores de servicios y de empleo. Ahí está el sector primario, la agricultura y la ganadería, la renovación generacional… Se está haciendo un gran esfuerzo y se va a intensificar. Hemos incorporado 3.500 jóvenes en esta legislatura. Hay que multiplicarlo ofreciendo una agricultura tecnificada y ayudas para la implantación que vamos a incrementar. Tenemos que trabajar para incrementar el turismo y también aprovechar el potencial logístico que tiene esta provincia. Las industrias no las hace la Junta, pero tenemos que favorecer el suelo barato y equipado. Tenemos que acompañar los proyectos y lo hemos hecho. Ahí está el ejemplo de Forestalia en el Bierzo, ahí está el ejemplo de NSR en Villadangos del Páramo. Hay que potenciar los regadíos. Payuelos, 40.000 hectáreas en las que se ha visto el esfuerzo de la Junta mientras esperamos que se produzca el del Estado. Todo esto es lucha contra la despoblación.

– En materia fiscal, en el programa del PP destacan la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y nuevas ventajas para los autónomos…
– Es algo muy importante. Ya podemos prepararnos después de que el PSOE haya ganado las generales. Nos espera una subida de impuestos generalizada. Nosotros vamos justo por el camino contrario. Los ingresos públicos tienen que derivar de la actividad económica y para favorecerla no hay que cargar al ciudadano de impuestos para que consuma. Tampoco hay que cargar a las empresas para que puedan pervivir y generar empleo. El programa del PP incluye la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, porque es injusto. En cuanto al IRPF, hay que bajar el tramo autonómico, porque ya subirá la parte estatal y queremos compensarla. Además, para los autónomos, el PP estableció la tarifa plana de 50 euros que ahora el PSOE ha subido a 60 euros. Nosotros vamos a complementarla y, cuando se termine esa ayuda estatal, ahí va a estar la Junta dando en el medio rural hasta cien euros al mes durante 30 meses al autónomo para pagar su Seguridad Social. Y en las zonas urbanas, había seis meses de tarifa plana y la ampliaremos a 12 meses. Hay un programa de emprendimiento e innovación para autónomos con 700 millones de euros. Y para el emprendedor joven que quiera establecer una nueva actividad hay otro fondo de 280 millones para darle 10.000 euros que le ayuden a arrancar. Y si tiene que invertir en infraestructura, otros 5.000 euros. Eso son políticas de apoyo al empleo.

– ¿Qué otras medidas se pueden adoptar para alcanzar el pleno empleo?
– Además de las ya citadas, el objetivo es fomentar la igualdad de la mujer y del hombre y favorecer la empleabilidad de los mayores de 45 años, que son los que tienen más dificultades. Hay además un plan de crecimiento de las pymes con 200 millones de euros. Crearemos una plataforma de emprendedores rurales para dotarles con 6.000 euros más que serán compatibles con otras ayudas. ¿Qué tienen otros partidos? Declaraciones generales. Hablan de fomentar el empleo. No, no, dígame cuánto va a invertir y qué medidas va a aplicar. Esta comunidad llegó a tener 250.000 parados en la época más dura y ahora tiene en torno a 140.000. Hemos logrado que más de la mitad de los parados vuelvan a trabajar y estamos ya llegando a cifras cercanas al pleno empleo. Esperamos alcanzarlo en cinco años.

– Otro paquete de medidas se refiere a los servicios sociales y destacan la gratuidad de la Educación Infantil o el fomento de la natalidad y la conciliación…
– Nuestra apuesta por la conciliación de la vida familiar y laboral y la igualdad entre el hombre y la mujer en la familia es clara. La gratuidad de la Educación Infantil es muy importante y muy reclamada. Es una medida que no tienen los sistemas educativos españoles. Va a ser inmediata de 2 a 3 años y de 0 a 2 años se implantará de forma gradual. Están también las ayudas a la natalidad. Eso se logra con cosas como las que ya hemos hablado o con ayudas directas al nacimiento de hijos.

– Aunque el año pasado no fue del todo malo, es necesario seguir trabajando en la prevención y extinción de incendios…
– Así es, pero 2017 había sido malísimo. Esto tiene dos partes. En primer lugar, hay que limpiar el medio natural. Tenemos que limpiarlo, pero no pagando por ello, sino cobrando a través del recurso de la biomasa. Ya lo estamos haciendo en el Bierzo. Forestalia creará empleo y aprovechará las 250.000 hectáreas de montes a través de la biomasa. Dejamos el monte más apto para prevenir o resistir los incendios y para que haya micología o plantar bosques de castaños. Cuando el monte se aprovecha, no se quema. ¿Por qué no se queman los de Soria o de Burgos? Porque la gente vive de ellos y nadie permite que otro vaya allí a quemar el pan de sus hijos o de sus nietos. Me miraban raro cuando empecé a hablar de Forestalia, pero en febrero de 2020 empieza a generar electricidad. En segundo lugar, hay que tener un potente operativo de extinción. Castilla y León lo tiene. Ha sido muy criticado. Los incendios no se erradican por la cultura del mechero y eso es un elemento de crítica política. Es curioso la culpa del incendio la tengan los que lo apagan. Es un sistema potente y agradezco el trabajo sus más de 2.400 integrantes. En una comunidad con 5,1 millones de hectáreas forestales, ¿cuándo se ha quemado una casa habitada? ¿Cuándo hemos tenido una desgracia? Todos hemos visto lo que pasa en otros territorios. Eso es debido a un operativo potente que vamos a mejorar. Implantaremos vehículos motobomba nuevos y bien equipados que llevan además una brigada. Actuarán con importantes cantidades de agua y personal desde el primer momento. En el Bierzo se van a instalar más cámaras y renovaremos el convenio con Defensa para el avión no tripulado que vigila los montes.

– Un último mensaje para los votantes indecisos de la provincia…
– El voto es algo personal y el pueblo es sabio y soberano. Sí veo necesario que se reflexione, porque solo hay dos opciones, el PP y el PSOE. Analicen lo que han hecho unos y otros. Si esa opción no es la del PSOE, que no le den el triunfo votando a opciones que no tienen capacidad de gobernar, pero sí de restar representación al PP. Hay quien en las generales ha votado colores que se han desteñido y al final eran rojo debajo.
Volver arriba
Newsletter