Publicidad
Soy yo, conviviendo con el Párkinson

Soy yo, conviviendo con el Párkinson

OPINIóN IR

10/04/2021 A A
Imprimir
Soy yo, conviviendo con el Párkinson
Así, así se proclama este año la celebración del Día Mundial del Párkinson, domingo, once de abril, 2021, desde la atalaya de la Federación Española de Párkinson y su asociacionismo con el objetivo de intentar finalizar con los mitos en torno a dicha enfermedad neurodegenerativa solicitando para ello la ejecución de «etiquetas positivas» a los afectados. He tenido la suerte de conocer ya algunas de las efectuadas por varios compañeros dentro y fuera de León recogidas en carteles u otras pizarras o utensilios parejos y en las redes. Son muchas las que me sirven, aunque aquí sólo daré a conocer la que en mi caso, entre las que realicé, numerosas, (se me apilaban con facilidad) tal vez sea la que más me convence: Mi ritmo lento al caminar me permite contemplar mejor las rosas del camino. Las prisas, por lo común, nos impiden ver, percibir, gozar del paisaje al que la propia naturaleza incluso desde su suave quietud y cromático desarrollo o silencio cavernoso o pinares de ardillas con nueces en la boca o rumores de arroyos plenos de cantos con la cara lavada nos invita a compartir sus secretos.

Pero dicho lo anterior debo comentar sin más dilación que me he llevado un alegrón magnífico al enterarme que el día 28 de marzo Galicia, en concreto el Hospital Clínico de Santiago ha estrenado la primera máquina de ultrasonidos de alta frecuencia en un centro sanitario público español para remediar el temblor del trastorno denominado parálisis agitante hasta otorgársele el nombre de su descubridor, el médico inglés, James Parkinson. El temblor provocado por el párkinson, tan limitante para la vida diaria del paciente, puede ahora reducirse hasta un 80% mediante la técnica según hemos expresado de ultrasonidos de alta intensidad (HIFU), emitidos por una máquina específica existente ya en centros privados. Por lo tanto, al alcance tan sólo de enfermos con posibles. Alegrón tremendo, máxime si pensamos que según los equipos médicos constituidos por neurocirujanos, neurólogos y neuro radiólogos hablan de efectos en un tiempo inmediato sin necesidad de operación quirúrgica alguna. Vaya desde aquí, pues, mi felicitación a la sanidad pública gallega. A ver si copian las demás. Eso sí, quede claro que la máquina en cuestión sólo actúa, que ya es mucho, sobre el temblor, no sobre otros duros problemas que presenta la referida dolencia.

Y regresando al Día Mundial del Párkinson. La asociación de León capital este año tan convulso por la inacabable pandemia que vivimos, siempre con sus tres simbólicos tulipanes rojos presentes, procede señalar que saca a la calle un libro aglutinante o recopilador de los trabajos literarios ganadores de las cinco ediciones anteriores del concurso literario bajo el acertado marchamo de ‘El sueño de un lustro’, «en el intento de dar visibilidad a esta enfermedad» tal señala el saluda que acompaña al libro, impreso y encuadernado, feliz idea, en los talleres del Centro Ocupacional Santa María Madre de la Iglesia (Cosamai), Astorga. Precisamente ahora publica las bases para la nueva convocatoria: «VI certamen literario asociación párkinson León», con carácter internacional. Sépase, además, que Párkinson León desde hace cuatro o cinco años sostiene una estupenda relación con la Asociación Parkinson Babia-Laciana. Tanto es así que desarrollan proyectos conjuntos entre ambas, siendo el actual el denominado ‘¿Cuidamos tus pasos?’, el cual cuenta con una subvención de la Obra Social ‘la Caixa’.

Por último. Yo vivo con el párkinson. No se dude. Sin embargo yo no soy párkinson. Estoy segura. Alguien desconocido para mí ha dicho lo mismo.
Volver arriba
Newsletter