Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
SOS a empresas para que apoyen abrir una escuela deportiva en Mauritania

SOS a empresas para que apoyen abrir una escuela deportiva en Mauritania

ACTUALIDAD IR

Recepción de la primera partida de ayuda que llegó a Mauritania con Ousmani al frente. | O.T. Ampliar imagen Recepción de la primera partida de ayuda que llegó a Mauritania con Ousmani al frente. | O.T.
Mar Iglesias | 11/11/2019 A A
Imprimir
SOS a empresas para que apoyen abrir una escuela deportiva en Mauritania
Sociedad Tras un año de vida, el proyecto Bierzo Demandana busca la participación de entidades y políticos para eliminar barreras a su proyecto, que espera conseguir en 2020
Con más del 20% de la inversión recaudada para cumplir su objetivo se encuentra en estos momentos la ONG Bierzo Demandana (Bierzo solidaridad) que hace un año nació, de la mano del mauritano Ousmani Traoré, afincado en Ponferrada y los hermanos Diego y Alejandro Vázquez, gerentes del gimnasio Bierzo Fitness Mamba Gym para intentar abrir una escuela de deporte en su cuna africana, Féréni.

Era un sueño de Ousmani que se trajo en patera a España «ayudar a los míos allí», reconoce. Ya hace once años de su gesta personal, la que le trajo a Ponferrada, después de pasar por el mar y llegar a Canarias, con la camiseta de Fernando Torres, futbolista al que admiraba, que le había regalado su hermano como un amuleto. Desde entonces, su historia ha sido la de un luchador en busca de un futuro, con el ojo del recuerdo puesto en Mauritania y otro en su día a día en el gimnasio ponferradino, donde ha encontrado trabajo y una segunda familia. En las conversaciones con sus jefes se dibujaba ese sueño que con 24 años comenzó a ver hecho realidad y con 25 sigue avanzando, aunque con más necesidades.

Los inicios han sido más que complicados en su primer viaje a Mauritania para trasladar un ‘container’ con material solidario y también de construcción para cimentar esa escuela, hasta el punto de necesitar más dinero, más tiempo en Mauritania que el previsto y lidiar con las mafias que le acechaban para conseguir que ese cargamento fuera a parar donde debía. Es el mal sabor de boca inicial de un proyecto tan sabroso que merece la pena cualquier sin sabor. Pero, ese viaje que realizó Ousmani el año pasado dejó claro que las previsiones iniciales se quedaban cortas. Se hablaba de 10.000 euros para asentarlo y ahora se necesitan 20.000 para culminarlo, cuantifica Ousmani, que lo que pide es la participación de empresas y de políticos tanto económica como para que no pongan trabas a la ayuda solidaria «pero no solo en España, también en Mauritania», dice.

Pide que se ayude a que el proyecto salga adelante «pero no solo en España, también en Mauritania»Quiere enlazar manos desde donde sea para que todos entiendan que Bierzo Demandana busca cambiar una situación que se ha perpetuado en Féréni y que en sus viajes ve salir del recuerdo a la realidad. Los niños no tienen más metas que sobrevivir cada día en la calle, como lo hizo él, sin más esperanzas ni retos.

Esa escuela aportaría los valores del deporte, de la competitividad bien entendida y de la educación, y sobre todo dejarían patente que su sueño no era una utopía. Ousmani reconoce que las cantidades de las que habla son abultadas «pero he visto que en el Bierzo sois muy solidarios». El año pasado hubo multitud de eventos mediante los que conseguir dinero para el proyecto y este año ya se remangan para abrir la lista de los que vienen.

El primero será el 14 de diciembre, con la segunda edición de Bierzodemanda baila, en la que participarán casi todos los profesores del mundo de baile de la zona. El evento será en el gimnasio en el que trabajo con entradas a 10 euros. Ya en febrero del año próximo se realizará otro evento de boxeo y muay thai y en junio será la segunda edición del torneo de fútbol 7 «y por allá en septiembre trataremos de cerrar así los eventos con un master zumba que también será benéfico. La idea es hacer cuatro eventos durante el próximo año».

Todas esas ayudas espera que consigan tenerlo todo listo para culminar el proyecto, aunque ya ha tenido su repercusión en Féréni con la entrega de ropa, juguetes y material deportivo que él mismo llevó a sus vecinos «era como si hubieran ido los reyes magos», reconoce. Ousmani sabe que no es un camino fácil el que ha marcado su sueño, pero no es hombre de cosas fáciles «no soy nadie más que uno más que sigo buscando un futuro mejor, me considero un afortunado por todo lo que pasé y por todo lo que estoy pasando ahora y espero seguir creciendo en todos los aspectos de la vida. Quiero ayudarle a mi gente en todo lo posible», dice.

Al tiempo, la vida de Ousmani cobrará la forma de libro de la mano de su amigo y locutor de deportes, Toño Jiménez. Bajo el título de ‘Ousmani Traoré’ recuperará ese paso de un joven mauritano de África a España, sin conocer el idioma, en un centro de menores primero, y su crecimiento personal hasta conseguir, como símbolo de esos puñetazos a la vida, ser campeón de España en muaythai profesional por el Consejo Superior de Deporte en la categoría de 78,00 kg. El libro espera poder presentarse en Navidad y también entrará en el empuje solidario de la ONG.
Volver arriba
Newsletter