Publicidad
"Soñar es fácil, pero las ciudades que lo hicieron hace tiempo ahora son líderes"

"Soñar es fácil, pero las ciudades que lo hicieron hace tiempo ahora son líderes"

ACTUALIDAD IR

El director de Transformación Cultural e Innovación de Great Place to Work, Jaime de Nardiz. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El director de Transformación Cultural e Innovación de Great Place to Work, Jaime de Nardiz. | SAÚL ARÉN
Alfonso Martínez | 27/11/2022 A A
Imprimir
"Soñar es fácil, pero las ciudades que lo hicieron hace tiempo ahora son líderes"
Sociedad Entrevista a Jaime de Nardiz, director de Transformación Cultural e Innovación de Great Place to Work
Su empresa se dedica a «construir» lugares excelentes de trabajo y esta semana ha participado en una jornada organizada por el Ildefe a través del programa de atracción y retorno del talento para abordar el papel de la iniciativa privada a la hora de conseguir este objetivo.

– Antes de la pandemia ya se venía hablando de la necesidad de las empresas de adaptarse a los cambios que la sociedad y los mercados estaban demandando. ¿En qué dirección van esos cambios?
– La dirección clara en la que van es tomar el teletrabajo como una estrategia de negocio y de atracción del talento. La capacidad productiva de una empresa se ha ampliado considerablemente. Muchos equipos de trabajo de muchas compañías están en diferentes países. Escuchamos a muchos empleados que su jefe está en el norte de Europa y trabajan con compañeros en diversas zonas. Es decir, nos encaminamos a una globalización del talento y por tanto de su gestión. En las compañías internacionales con la que trabajamos, es muy habitual tener personas en España que trabajan para otros países.

– ¿Ha hecho la pandemia que se agilice este proceso de transformación?
– Lo cierto es que la situación de confinamiento permitió observar que era posible trabajar de forma remota en algunos sectores y puestos. Eso supuso una prueba de concepto, que ahorraba costes y facilitaba la conciliación.

– ¿En qué han cambiado los criterios de los trabajadores a la hora de elegir una u otra empresa para trabajar durante este tiempo? ¿Qué valoran más ahora?
– Los criterios de valoración no han cambiado. Desde los inicios de las teorías de la motivación ya se sabía que el salario no era un factor motivante. Lo que ha cambiado es la prioridad a la hora de tomar las decisiones. Ahora se busca una experiencia. Desde Great Place to Work llevamos décadas estudiando el compromiso de las personas y va en descenso. En el año 2019 identificamos que el 46% de las personas a nivel mundial habían tenido malas experiencias laborales, mientras que el año pasado ese dato había aumentado tres puntos. Para este estudio involucramos a 50 millones de personas en los 92 países en los que operamos. Es clave generar una experiencia Great Place to Work, que se resume en tener una actividad que marque la diferencia o que contribuya a un propósito, disfrutar de un ambiente distendido, contar con managers en los que confíes, que seas reconocido justamente y que el producto o servicio que ofreces mejore y sea bien valorado.

– ¿Es más complicado ese proceso en ciudades pequeñas, con empresas pequeñas y con una población envejecida como es el caso de León?
– Todo lo contrario. Las ciudades pequeñas tienen todo para ganar. Sin duda alguna es su oportunidad. Pero claro, administración, universidad y empresa deben trabajar conjuntamente o por lo menos en la misma línea para ofrecer una experiencia de vida y desarrollo. El mejor ejemplo que tenemos es Málaga, que lleva la delantera. Iniciamos el proyecto de encontrar ‘Las mejores empresas para trabajar en Málaga’ hace dos años. Ayuntamiento, universidad y empresas se han volcado y saben que tienen unas condiciones meteorológicas idóneas para atraer mucho talento. Hoy en día es un hub tecnológico sin precedentes. Pero León tiene mucho que ofrecer.

– ¿En qué puntos deben centrarse las empresas leonesas a la hora de atraer y recuperar el talento juvenil que se va a las grandes ciudades?
– Es bueno que el talento joven se marche, lo importante es que vuelva. Es un reto de liderazgo e innovación. Liderazgo porque se atrae talento valorándolo y reconociéndolo, y eso lo tienen que hacer los líderes. Con innovación me refiero concretamente a culturas de innovación, que hacen que la mejora continua esté presente en todas partes.

– ¿Deben las empresas hacer más visible su trabajo en la Universidad e incluso en etapas educativas previas para convencer a los jóvenes de que estudien o de que trabajen aquí?
– Insisto en que es positivo que haya talento que se marche, lo que hay que ofrecer es proyectos empresariales sólidos, junto con una propuesta de ciudad que atraiga a ciudadanos preparados de otros lugares a venir a León y con una red de universidades que sean punteras. La sede de Google Europa está en Dublín. ¿Por qué no podría estar en León? Hace mejor clima, paisanos muy agradables… y está el Incibe. Uno de los organismos más importantes de ciberseguridad en el mundo y un Great Place to Work. Soñar es fácil, pero las ciudades que lo hicieron hace tiempo ahora son líderes y tienen importantes hubs como Silicon Valley, en parte Barcelona, Málaga sin lugar a dudas…

– ¿Cómo puede ayudar la administración en esta tarea?
– La administración tiene un papel clave. La base de la prosperidad económica es tener ciudadanos que estén empleados. Y que estén empleados sería el gran objetivo. Desde mi punto de vista, la administración tiene que favorecer el emprendimiento innovador (ya conocido y trabajado por muchos), porque donde tiene una oportunidad de diferenciarse es en la sensibilización de nuevas formas de gestionar al talento (generando excelentes lugares de trabajo) y favoreciendo culturas de innovación.

– ¿Qué características generales suelen tener habitualmente esos excelentes lugares para trabajar?
– La convicción de que el trabajo de las personas es un regalo. Esto se traduce en una formula conocida por muchos y aplicada por pocos: reconocimiento, conciliación, comunicación transparente, desarrollo, exigencia y éxito, mucho éxito. Invitamos a la administración a ayudar a extender nuestro mensaje, la estrategia empresarial de ser un Great Place to Work retorna hasta 3,4 veces más al accionista que el mercado en general. Tiene sentido, ¿no? ¿En qué tipo de empresa emplearías a fondo tu talento?
Volver arriba
Newsletter