Publicidad
Sombras sobre las luces

Sombras sobre las luces

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 21/09/2021 A A
Imprimir
Sombras sobre las luces
La lucha vive en un permanente viaje de las luces a las sombras; algo consustancial a ella pues si no viviera en la locura de este viaje no sería lo que siempre ha sido, leonesa; incuestionable en su caso pues más allá de sus fronteras se pierde en el baúl de los que no existen.

Siempre ha visto la luz y siempre han aparecido las sombras. Así han pasado siglos. Así sigue viva. Así ha gozado de excelente salud y así ha estado ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos. Nadie como ella sabe lo que es la incertidumbre.

La lucha ha vivido la luz de llevar en su esencia la defensa de los valores de un pueblo frente a quienes quieren atentar contra ellos, en la lucha el honor es una palabra que aún tiene vigencia.

¿La sombra?, la puñalada trapera que le han dado y le siguen dando a los pueblos que habían elegido la lucha como santos y seña de su defensa, al honor como valor a defender sobre una pradera verde. Y donde no queda vida no queda esencia, ni honor, ni gente, ni corro, ni pradera, ni lucha. Podría haber también una lucha vaciada, aunque de momento resiste.

La lucha ha vivido la luz de ser la protagonista de filandones, conversaciones, noches de recuerdos a la luz y el calor de las llamas de una chimenea encendida con troncos que los luchadores cortaban en el monte.

¿La sombra? La puñalada trapera que a las vieja tradición de la conversación con unas pastas y un anisete le está dando la desaparición de los últimos bares y teleclubs, la terrible costumbre de sustituir al contador de historias por una televisión en la que todo el mundo se abre paso a base de voces y vidas insulsas.

La luz y la sombra se dan la mano. De no ser así no sería lucha y, sobre todo, no sería leonesa.
Volver arriba

Newsletter