Publicidad
Solo la feria recuerda que sí hay fiestas

Solo la feria recuerda que sí hay fiestas

LNC CULTURAS IR

Julián López ‘El Juli’, de niño prodigio a figura del toreo, es uno de los atractivos de esta feria de San Juan en la que torea este sábado 26. Ampliar imagen Julián López ‘El Juli’, de niño prodigio a figura del toreo, es uno de los atractivos de esta feria de San Juan en la que torea este sábado 26.
Fulgencio Fernández | 26/06/2021 A A
Imprimir
Solo la feria recuerda que sí hay fiestas
Toros Dos corridas de toros, la segunda mixta, mantienen viva la feria taurina de San Juan en León en un año que esta actividad es la única que se mantiene en un programa que no contempla más actividades por precaución ante los riesgos sanitarios aún existentes por el Covid
La decisión ya estaba tomada y pese a los últimos ‘avances’ en la lucha contra la pandemia el programa de fiestas de San Juan y San Pedro en la capital quedaba vacío. Por ello, la feria taurina, que ahora corre a cargo de la empresa Matilla, se quedaba como única actividad sanjuanera, ya que al ser una iniciativa privada es ella quien decide celebrarla o no. Y apostaron por hacerla, cumpliendo con la estricta normativa sanitaria.

Apostaron por una feria con tan solo dos corridas, la segunda mixta, pero en la que no se le puede negar que con dos carteles de lujo y «muy de León» pues en ellos están presentes toreros de esos que casi se pueden llamar «de la casa» por ser habituales en la plaza del Parque, gente como Enrique Ponce, El Fandi o Pablo Hermoso de Mendoza, junto a José María Manzanares, que ya ha estado en León en los últimos años.

Las fechas elegidas para las corridas son el sábado y domingo, haciendo el paseíllo el día 26 los toreros Morante de la Puebla, El Juli y Manzanares, para lidiar toros de Domingo Hernández. Y un día más tarde, a la misma hora (18.30 h.) se celebrará la corrida mixta con el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza (con dos toros de Fermín Bohorquez) y los matadores David Fandila, El Fandi, y Enrique Ponce, que lidiarán toros de García Jiménez.

La primera de las citas, que muchos aficionados consideran la más atractiva, será esta misma tarde con Morante, Juli y Manzanares. Tres toreros distintos para un cartel con mucho gancho.

Morante de la Puebla está siendo el torero de moda en los últimos tiempos, tanto dentro como fuera de las plazas. Dentro por su manera de entender el toreo, en la línea de esos matadores andaluces con un duende que va más allá de su persona; y fuera por su manera de entender la vida con un enorme puro en la boca, por no callarse lo que piensa y haberse convertido en una especie de bastión en la defensa de las corridas de toros y no dudando en enfrentarse a quienes abogan por el final de este espectáculo que consideran cruel. No ha dudado en aparecer junto a líderes políticos —de Vox en los casos más conocidos— lo que le ha llevado al centro del debate público.

Junto a él Julián López El Juli, un torero de perfil bien diferente, un niño prodigio que fue noticia por enfrentarse al toro con una cara de niño que asustaba pensarlo y después se fue reinventando hasta asentarse como una de las figuras del toreo clásico y actual.

Y completa José María Manzanares, hijo del torero del mismo nombre que más admiraba Morante, quien tal vez vivía una de sus mejores etapas como torero precisamente cuando llegó la pandemia.

Precisamente Juli y Manzanares acaban de salir por la puerta grande en Alicante, en una corrida homenaje al padre de Manzanares.
Volver arriba
Newsletter