Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Siguiendo la Tradición

BLOGGINGIR

25/05/2016 A A
Imprimir
Siguiendo la Tradición
Justamente es lo que dicen los tordesillanos cuando se les acusa de la crueldad en la supuesta fiesta del ‘toro de la vega’.

Pero, cambiando de tercio, lo que yo quiero es traer a colación la siniestrada empresa de Embutidos Rodriguez, cuya tradición se remonta a una casona en Requejo de la Vega, que con el esfuerzo de una familia ha llegado a ser una referencia en el panorama empresarial leonés.

Algo ejemplar tiene, en estos tiempos en que el dinero se hace especulando y a base de ingeniería fiscal, mientras Rodríguez ha crecido día a día y año a año, invirtiendo los beneficios en la mejora, ampliación y competitividad de su industria, que ha llegado a rondar los cuatrocientos puestos de trabajo en la comarca, en su pueblo. Algo poco común, desde luego.

Aspirando a una nueva dimensión, pretendió comprar unos terrenos en la cercana Huerga de Garaballes, a lo que los vecinos se negaron tajantemente. Se ve que no les falta de nada o no renuncian a su apacible vida, viviendo de las pensiones, la huerta, las gallinicas… mientras el pueblo se vacía.

Respetando su decisión, no puedo evitar recordar la leyenda urbana de la Renault que, habiéndose fijado en León, para su instalación, fue rechazada por un obispo con mando y una burguesía, instalada en su mediocridad, que recelaba del progreso, la industria y la clase obrera. Y se fueron a Valladolid, dejándonos con cara de bobo.

Mal camino es oponerse al progreso, por parte de la gente o las instituciones. Quizá se trate de egoísmo o de ignorancia. No lo sé. Lo de la gente de León tiene mal arreglo. En cuanto a las instituciones, una vez conocido el desastre, los de la Junta se dispusieron a sentarse en una mesa. Siéntate y espera. Pronto veremos si el trato a Rodríguez, sus trabajadores y su comarca adopta la misma solución que, en su día, se dio a Campofrío que, en un tiempo record, volvió a la producción.

Malicio que, tal como se comporta la Junta con esta provincia –caso conservatorio– la diligencia y generosidad, se pierdan en el camino.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle