Publicidad
Sigue la polémica con el ganadero de Buiza: "Pretende seguir con sus vacas a costa de otros"

Sigue la polémica con el ganadero de Buiza: "Pretende seguir con sus vacas a costa de otros"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Estefanía Niño | 04/01/2021 A A
Imprimir
Sigue la polémica con el ganadero de Buiza: "Pretende seguir con sus vacas a costa de otros"
Montaña central Vecinos y propietarios de la localidad desmienten los argumentos y afirmaciones dados por un hombre al que tildan de "incívico"
Vecinos y propietarios de Buiza han dirigido a La Nueva Crónica un comunicado en el que desmienten y matizan los argumentos y afirmaciones dados por un ganadero y publicados por este periódico el pasado 22 de noviembre, indicando que esperan que «tenga documentación y pruebas suficientes para demostrar cada una de ellas».

En primer lugar, se refieren a la persecución de la que este ganadero dice ser objeto, indicando que «no tenemos constancia que haya denuncia interpuesta» y añadiendo que «esta persecución no la sufre él, sino que el pueblo es constantemente agraviado con sus vacas y toros deambulando por las calles del pueblo, dentro de los parques, en los jardines de las viviendas, en las huertas privadas, en la cueva del pueblo, en fincas particulares… Saltándose el vallado y entrando en sitios que no deberían de estas ya que no están ni vigiladas ni cuidadas por el dueño de manera constante como señala la normativa».

En otro punto, apuntan a que el ganadero aludido asegura tener la razón judicial dada por los jueces, aseverando que esto «solo se ha dado en una ocasión, en el año 2015». Por ello, indican que «el pueblo se pregunta ¿de qué razón habla? ¿Se refiere al juicio civil que perdió porque su ganado causaba daños continuado en fincas privadas en el año 2014? ¿Será a los tres juicios de tipo penal en los que fue sancionado por derribe de cierres en fincas particulares, por falsa acusación de amenazas a otro vecino o por falsa acusación de amenazas a otro ganadero? ¿O será por el juicio de tipo penal que perdió un familiar suyo por insultos y amenazas a un vecino del pueblo?». Asimismo, mencionan «las numerosas denuncias pendientes de juicio por continuos derribes de cierres, por meter las vacas en fincas particulares (hechos que niega incluso con presencia de testigos oculares y la propia Guardia Civil), rotura de numerosos árboles frutales en una finca privada, e incluso insultos a vecinas del pueblo (palabras malsonantes, despectivas hacia la mujer y de carácter racista)». Unos juicios que, recalcan, están pendientes y «aportarán numerosas pruebas y testigos que demuestren todos los hechos denunciados».

Por otro lado, hacen referencia a la afirmación del ganadero sobre que le sacan el ganado a la carretera. «Estas vacas atraviesan la obra de Adif por fincas privadas y de allí salen a la carretera en busca de pastos ya que el ganadero no tiene suficientes. De esto hay publicaciones en redes sociales».

En relación al hallazgo de jatos muertos, argumentan que «¿Por qué un jato que una mañana está muerto y tiene un número crotal de identificación en la oreja, pasados unos días ese animal continua muerto en el mismo lugar muerto pero sin haber sido recogido por Revisa pero aparece sin crotal identificativo?».
Continúan indicando que en el artículo publicado por La Nueva Crónica el ganadero asegura tener miedo porque ha sido amenazado y aporta un esqueleto pegado su coche. Entienden que «ya no sabe que decir para continuar con las supuestas amenazas por el pueblo en su contra. Este objeto que tenía en su coche era algo que pusieron por ser la noche de Halloween. Este ganadero poco se acuerda cuando él y su familia son pillados saltándose el confinamiento para rallar un coche e insultar a la propietaria, cortar vallas de jardines privados, para secar flores…». Asimismo hacen referencia a la enfermedad que está sufriendo su familia por esta situación sentenciando que «si realmente hay una enfermedad lo que deberían de hacer es cuidarse y no dedicarse a alentar y ayudar a su hijo acompañándolo día y noche a cometer todos los actos que hace en contra del resto». También se refieren en la nota a que le han serrado unos postes, le graban con el móvil, le arrean el ganado y que le han quemado un puerto, asegurando que «desconocemos estos hechos, pero si ha sido así, entendemos que lo lógico sería denunciar y demostrar».

Sobre la afirmación de que cuenta con un seguro de responsabilidad civil que cubre los daños añaden que «todos tenemos seguros de responsabilidad civil en nuestros vehículos, casas, bienes, etc., y no por eso tenemos derecho a hacer lo que queramos, hay que ser cívicos y aprender a convivir». Asimismo, y sobre que ha sido víctima de una agresión pendiente de juicio alegan que «es una práctica habitual en él que se resuelve en contra en sentencia».

Por otro lado, explican que con su versión de los hechos «lo que pretende es ir de víctima y así continuar alimentando a su ganado a costa de las fincas privadas de otros ganaderos (a los que invade de manera continua metiendo sus vacas en estas fincas y comiendo los pastos de manera gratuita, pagando por ellos los otros ganaderos), y del terreno de Adif (donde por ejemplo tiene instalado un corral portátil y comederos para su ganado). Él posee a día de hoy más de cien cabezas de ganado y cobra todas las subvenciones de la Junta de Castilla y León». Sí es cierto, aseguran, que ha comprado fincas en Buiza, pero detallan que «no están contiguas ni tienen superficie ni agua para todo su ganado». Entienden que lo correcto sería que las cerrase y puntualizan que «el resto de ganaderos no han tenido un conflicto entre ellos ni entre los propietarios de las fincas hasta que ha llegado éste».

Sobre el uso de las escombreras de Adif, indican que él habla sobre el uso de caballos de otros, pero que «él utiliza esta escombrera todos los días del año, a su antojo, no solo como pasto sino para el vertido de escombro, como cierre de caminos de acceso a la escombrera, para la instalación de un corral y una manga».
Finalmente, se refieren a las acusaciones de prevaricación contra la Junta Vecinal, además de los vecinos y propietarios, recalcando que «todos están en su contra y todos están equivocados; no será que el que realmente está equivocado es él». Lamentan que éste sea el día a día de Buiza, «hasta hace poco un pueblo tranquilo de montaña y anhelamos recuperar esta tranquilidad».

Los argumentos de la Junta Vecinal

El presidente de la Junta Vecinal de Buiza, Rafael Barroso, ha emitido un comunicado en el que manifiesta que «lo que dice este ganadero conflictivo es mentira, ya que él mismo se contradice al decir por un lado que no le dan pastos y por otro que los ha adjudicado mediante subasta».

La misiva continúa señalando que «miente al decir que doy los pastos a dedo, cuando lo cierto es que los he sacado a subasta que es más justo e imparcial. El dedo siempre da lugar a trampas y amaños», al tiempo que resalta que «eso era lo que quería él que hiciera, que se los diera a dedo y a un precio bajo». En este sentido indica que «como presidente de la Junta Vecinal tengo que velar por los intereses del pueblo y como en este caso había más ganaderos interesados lo sacamos a subasta pública».

Relata que «miente al decir que ahora volvemos a sacar esos pastos a subasta y que lo volvemos a dejar fuera, nueva mentira, el plazo de la anterior subasta finalizó en 2020 y se va a volver a sacar a nueva subasta otros cinco años. Este individuo puede acudir nuevamente siempre y cuando pague los pastos de 2020 que todavía no ha pagado al pueblo».

Finaliza apuntando que «es así de sencillo, y lo que no se puede es decir mentiras». Concluye que «este ganadero es un problema constante para la comunidad, como lo atestiguan la gran cantidad de denuncias que hemos presentado la Subdelegación del Gobierno, a la Guardia Civil y a los agentes forestales de la zona».
Volver arriba
Newsletter