Publicidad
Si León se muere, que no sea en silencio

Si León se muere, que no sea en silencio

OPINIóN IR

31/01/2020 A A
Imprimir
Si León se muere, que no sea en silencio
En el minuto 18 del partido entre la Cultural y el Valencia, de manera aún más masiva que seis días antes frente al Atlético, el Reino se pobló de banderas de León, en reivindicación por la autonomía y sobre todo como llamada de auxilio ante el abandono que sufre esta tierra.

Un sentimiento de jóvenes y mayores, que tiñeron de magenta el estadio y lo hicieron en su mayoría en silencio, en el involuntario mejor símil posible de lo que le venía pasando a esta provincia, que se moría sin que nadie de fuera se diera cuenta y sin que desde dentro se levantara la voz para protestar.

Pero siempre hay un ‘click’ que lo puede cambiar todo. Pasó también con la Cultural. El año del ascenso empezó a enganchar a gente y, aunque los 10.000 que empezó a ser costumbre meter no se quedaron, sí que se triplicó la masa social fija y, pese a pasar por un descenso y una campaña de decepción, son ahora 6.000 los que van cada fin de semana. Y de los más de 12.000 que fueron en estas eliminatorias de Copa, seguro que a más de un millar más les has conseguido enganchar y convertido en fieles, porque afición por el fútbol en la ciudad siempre ha habido.

Con la defensa de León, ese impulso que despierte a la gente también parece haberse producido. La reivindicación, aunque algunos de esos que creen que el país se limita al tándem Madrid-Barcelona se enteren ahora, viene de lejos. Pero fruto del hastío, la llama parecía haberse apagado y los desprecios se habían asumido como normales.

Pero por fin, bastantes años después, el debate ha vuelto a la mesa y sólo el hecho de ponerlo ya es un paso adelante. Políticos que sin miedo a granjearse enemigos en su partido alzan la voz. Referentes de la cultura leonesa que sacan un manifiesto de la mano de otros muchos profesionales. Eventos como los partidos de Copa que dejan claro que la gente ya no se cree la palabrería barata y quiere cambios para no seguir siendo testigos del deterioro de su tierra.

Por eso, aprovechando el símil copero, brindo desde aquí por la Cultural y su sensacional actuación, pero también por muchos minutos 18. Si León se muere, que al menos no sea en silencio.
Volver arriba
Newsletter